La Región

COLE A COLE

Las unitarias son una prolongación de casa

Santa Cruz y Noalla cuentan con sendas escuelas en las que escolares del 2º ciclo de Infantil comparten aula, experiencias y aprendizaje

Las instalaciones de Noalla han mejorado y han pintado juegos en el patio exterior.
Las instalaciones de Noalla han mejorado y han pintado juegos en el patio exterior.
Las unitarias son una prolongación de casa

Estudiar en una escuela unitaria tiene muchas ventajas que repercuten directamente en la formación del alumnado. Así lo afirman las dos profesoras responsables de las EEI de Santa Cruz y Noalla, Carmen y Andrea, respectivamente.

Ambas escuelas se encuentran en el Concello de San Cibrao das Viñas en dos espacios que destacan especialmente por estar rodeados de zonas verdes donde durante todo el curso se realizan numerosas actividades al aire libre.

Carmen, la profesora titular de la EEI de Santa Cruz destaca como principal ventaja la cercanía con las familias, algo tan importante en esta edad (estamos hablando de niños y niñas del 2º ciclo de Infantil). También considera fundamental la seguridad que siente el alumno desde el momento que llega cada día al aula, al tratarse de un espacio pequeño y lo más parecido a sus propias casas.

Carmen señala que cada incidencia, novedad o acontecimiento que ocurra, tanto en el centro educativo como en casa, es compartido inmediatamente, así, si es necesario realizar alguna corrección o tomar decisiones se hace de forma inmediata.  Los veteranos de la escuela, esto es los alumnos de 4 y 5 años, desean proteger y cuidar a los alumnos nuevos por lo que se crea un magnífico vínculo entre toda la comunidad educativa. Los pequeños por su parte pronto toman a los mayores como referencia, son para ellos guías para compartir juegos, vivencias y todas las actividades que les ayudan a ser personas sociables, autónomas y felices. 

Este curso, en la EEI de Santa Cruz, aprovechando las mejoras que realizó el Concello de San Cibrao en el recinto de recreo, comienzan a poner en marcha un pequeño huerto escolar que será el próximo proyecto de trabajo en esta escuela.

Por su parte, Andrea Feijóo es la profesora titular de la EEI de Noalla, la otra unitaria que se encuentra en San Cibrao das Viñas. Pese a que es el primer año que es profesora de este centro, destaca como ventaja que este tipo de escuelas son muy familiares y la mayoría de los niños ya se conocen antes de comenzar su etapa educativa ya que son de la zona. Andrea señala también el hecho de que niños de 3 a 5 años compartan una misma aula, algo que resulta muy enriquecedor para todos, "entre ellos se ayudan y los mayores aprenden a cuidar de los pequeños. A su vez los pequeños imitan a los mayores y se adaptan rápido a la rutinas del aula", indica Feijóo mientras añade que el hecho de contar con un número reducido de alumnos permite una enseñanza más individualizada.

La colaboración e implicación de las familias en la actividad del centro también es algo propio de las unitarias. Existe cercanía, relaciones estrechas y todo fluye en beneficio del alumnado. Feijóo señala que "el poder conocer y atender las peculiaridades de cada alumno, el cole se convierte en una gran familia". 

En la EEI de Noalla los proyectos surgen de los intereses de los niños en el aula. Así, en el primer trimestre investigaron sobre aspectos relacionados con el propio colegio como el inicio de curso, los compañeros, los profesores nuevos o los cambios en el aula. En el segundo trimestre surgió el tema de los bebés ya que una mamá y una de las profesoras se quedaron embarazadas. Descubrieron cómo nacen los bebés y como crecen, entre muchas otras cosas interesantes sobre esta temática. En este momento están trabajando sobre peculiaridades de diferentes países. Esta temática surgió a raíz de que cada mañana los escolares comenzaron a saludarse con idiomas inventados y entonces comenzaron a estudiar las banderas, las comidas típicas y las tradiciones.

En la EEI de Noalla también centraron buena parte de este curso a realizar talleres de experimentos, cocina, robótica o yoga, todas ellas disciplinas que han despertado el interés del alumnado desde el primer momento y con las que, además de aprender, se han divertido mucho.

En cuanto a las instalaciones, en Noalla también han mejorado el aspecto del colegio decorando las paredes y pintando juegos en el patio con ayuda de los propios escolares. Estas mejoras han sido posibles gracias al Concello de San Cibrao das Viñas que les ha facilitado la pintura. El próximo curso continuarán adecentando el aspecto del patio cubierto de la escuela.