La Región

BALONCESTO

Derrota, lesión y muchos deberes para el COB

El COB cayó en A Coruña en un partido con demasiadas intermitencias en su juego y acabó con la baja de Óscar Alvarado por una posible rotura de fibras
Derrota, lesión y muchos deberes para el COB
BÁSQUET CORUÑA 73 - 71  COB 

 

El COB salió anoche del Palacio de los Deportes de A Coruña bastante peor de lo que llegó. Al margen del resultado, que pudo ser victoria en una cara o cruz final con bandeja de Connor Wood para ganar, lo peor para los ourensanos es la lesión de uno de sus jugadores más importantes. Óscar Alvarado se rompió en la recta final del partido y, salvo milagro, se perderá el inicio de liga. Sufrió un pinchazo en la parte posterior del muslo izquierdo y hoy se conocerá el alcance exacto de la lesión. Si hay rotura será baja segura para Almansa.

Un problema más para un COB que evoluciona, pero a la vez confirma sus limitaciones con una plantilla demasiado justa de lucicez. Más que por los puntos o números que puedan sumar los jugadores, por la capacidad que tienen algunos para jugar al baloncesto con criterio. 

En el juego interior no estaba Van Wijk. "Lo echamos de menos. Nos ordena mucho en la pista", decía Gonzalo García de Vitoria tras el partido. Tshikaya suspende en conceptos de "Primero de baloncesto", Serrano no se presentó a clase un día más y Manu Vázquez muestra limitaciones lógicas con el rol que teóricamente ocupará en el equipo. Unido al escaso número de entrenamientos para poder compensarlo y a la irregularidad de Balaban o Wood deja un COB preocupante de cara al primer partido de liga. Con pocas horas de estudio de aquí a una semana y todo el temario pendiente de explicar o de repasar: "Nos falta mucho. Hoy -por este jueves- quisimos probar algunas cosas, pero nos queda mucho por corregir".

Un COB capaz de encadenar minutos de acierto y buen juego durante los primeros 15 minutos (21-35) y de acumular inmediatamente error tras error hasta encajar un parcial de 15-0 que tiró por tierra todo lo anterior (38-38 en el primer minuto de la segunda mitad).

El Básquet Coruña tampoco está para sacar nota, pero recurrió al físico para compensar su mal inicio y encontró en Bulic y Djuran dos buenos referentes. Subió líneas en la presión y en el trabajo defensivo y el COB empezó a acumular pérdida de balón  que lo rezagaron en el marcador a lo largo de la segunda mitad: "Nos hicieron 23 puntos tras pérdida. Son demasiados. No podemos fallar tanto, aunque hay aspectos como las salidas de presión que todavía no hemos podido trabajar". 


Mejoría y opción de victoria


La renta máxima de los locales llegó a ser de seis puntos (62-56), pero en los últimos cinco minutos el COB volvió a jugar con criterio. Primero Alvarado y luego Ott y Figueras encontraron una y otra vez a Balaban cerca del aro. Equilibraron el partido e incluso le dieron la vuelta al marcador con triples de Edu Martínez y Wood (70-71).

En el minuto final, Djuran acertó en los tiros libres (72-71) y Wood robó un balón que pudo significar la victoria cobista, pero el canadiense falló una bandeja en contraataque por falta de piernas y el Básquet Coruña amarró la victoria con el rebote defensivo y un tiro libre final.