Zona COB

Al COB le quema el último balón

Zona COB

LEB ORO

Al COB le quema el último balón

Roope Ahonen lanza a canasta ante el pívot del Básquet Coruña Jesse Chuku.  (QUINTANA)
photo_camera Roope Ahonen lanza a canasta ante el pívot del Básquet Coruña Jesse Chuku. (QUINTANA)

El equipo ourensano ha perdido seis de las siete finales igualados que ha disputado esta temporada y en A Coruña volvió a fallar el último ataque

El COB confirmó en A Coruña la evolución en su juego, pero también sus enormes problemas para resolver partidos igualados. En el último derbi volvió a perder un encuentro en el que decidieron los detalles en los minutos finales.

Los números de los ourensanos son complicados de digerir cuando toca decidir en el cara o cruz. Suman una victoria y acumulan seis derrotas.

"La verdad es que este año no tenemos suerte ahí. No tenemos suerte o a lo mejor no tenemos los jugadores que suelen anotar ese tipo de canastas", lamenta el entrenador del COB, Gonzalo García de Vitoria. Y añade: "Hay otros jugadores como Marcos Suka-Umu o, sobre todo, Pedro Rivero que tienen experiencia o sencillamente les 'ponen' ese tipo de situaciones y las resuelven con acierto. Nosotros está claro que nos los tenemos".

El Básquet Coruña es el rival que mejor puede dar fe de ese problema de los ourensanos. En la primera vuelta se llevó la victoria en el Pazo tras fallar Verners Kohs y Reggie Johnson dos triples consecutivos. Ayer remontó un partido que tenía perdido. Primero los ourensanos se empeñaron en no saber cerrar la victoria cuando la tenían en la mano: "Creo que pecamos de pensar que ya estaba el partido ganado antes de tiempo. Cometimos errores de inexperiencia o de no saber leer bien donde estaban las ventajas". Aún así tuvo el balón para ganar el partido y lo volvió a fallar. Roope Ahonen ni llegó a lanzar a canasta en una jugada para la que tenía nueve segundos: "El primer falló quizá fue que no planteamos la opción de que fallasen uno de los tiros libres y fuimos únicamente a por el triple. Luego ya no leíamos esa opción y cuando se quedó con Flis ya no buscamos ir al aro".

Perdonar un tiro clave ya pasó ante el Lleida (Ahonen falló un lanzamiento para ganar el partido), el Rioja (Johnson falló una bandeja para forzar la prórroga) o el Básquet Coruña. Y el problema de jugar mal los últimos ataques se repitió contra el Barcelona (dos malos ataques y dos malas defensas) e incluso en Palma (pese a la victoria el COB se complicó el partido y el Palma tuvo un tiro a la desesperada de Joan Tomás que le habría dado el partido).

Un problema innato y complicado de solventar: "Eso es muy difícil de entrenar porque las sensaciones que se tienen en esos instantes de partido no las puedes recrear en un entrenamiento. Tenemos que competir sabiendo que tenemos ese problema".