La Región

TIEMPO DE PLAY OFF

"Se demostró que Ourense quiere baloncesto"

El técnico del Río Ourense Termal, Gonzalo García de Vitoria, destacó "la fe y el excelente grupo" para ganar la eliminatoria

Gonzalo García de Vitoria durante el partido disputado ayer en el Pazo Paco Paz (XESÚS FARIÑAS).
Gonzalo García de Vitoria durante el partido disputado ayer en el Pazo Paco Paz (XESÚS FARIÑAS).
"Se demostró que Ourense quiere baloncesto"

Emocionado tras lograr la clasificación para la Final Four de la LEB Oro tras eliminar en tres encuentros al Oviedo, el técnico del Río Ourense Termal Gonzalo García de Vitoria quiso  "felicitar al baloncesto y a la ciudad por esto que hemos vivido. Hemos ganado tres partidos de máxima tensión y todo lo que se ha visto en la cancha ha sido deportividad absoluta. No hubo un mal gesto, Javi Rodríguez demostró que es un señor y sus jugadores lo mismo. Para mí es irreal ver el tres a cero en nuestro casillero. Hoy hemos tenido algo de suerte en la última jugada, pero bueno hemos sido mejores". 

Sobre el papel realizado por los asturianos en el play off, García de Vitoria considera que "Oviedo hizo un trabajo excepcional. Siempre he dicho que además de los cuatro grandes proyectos, el de Oviedo me gustaba mucho. Creo que salvo el primer partido, que estaban muy nerviosos, han hecho muy buena eliminatoria y se ve en los partidos tan ajustados que hubo. Pudo haber sido diferente".

Y en el lado propio, sobre sus jugadores destacó que "si algo ha tenido este equipo durante el año es que siempre hemos sabido sufrir. Ahora sin Vidal y con Javon en un mal partido, las cosas como son, ha aparecido Pluta. Es verdad lo que dicen los periodistas de aquí que competimos con todos los rivales. Es una característica de nuestro equipo y somos la Cenicienta en el baile. Vamos a ver como sigue".

Con un resultado tan claro en la eliminatoria, tocaba preguntar por la clave del éxito de este proyecto. "La clave es la fe, el ambiente que hay y el excelente grupo humano. El equipo ha estado muy unido en todo momento y además, este cuerpo técnico excepcional, estoy muy bien rodeado. Mira como los tiene Chema de fuertes eh, jugamos con ocho tíos y mira. Que os voy a contar de Miguel, si algún día no está no sé que voy a hacer. Los médicos.., Iago. Y en lo personal estoy de puta madre. Es mi primer año siendo padre y gracias a los abuelos maternos puedo trabajar porque mi mujer también tiene un trabajo exigente. La abuela Fina es la que me ayuda, tengo que estarle agradecido".

Sobre el ambiente del Pazo, con 3.000 aficionados empujando, otro piropo. "El Pazo hoy ha sido un clamor. Ourense ha demostrado hoy que quiere baloncesto de máximo nivel y la cantidad económica que hay que poner, compensa. Vamos a apostar. La gente se ha ido contenta a casa. Es una pena no darle un partido más a la afición, pero creo que nos lo van a perdonar". 

Y al verle tan emocionado, resulta imposible no pensar en una despedida. "Hombre, no lo sé, ni me lo he planteado. Sabéis que vivo al día. Primero porque no soy muy listo y no sé pensar con cuatro días de margen y segundo, porque por mi manera de trabajar soy muy intenso en lo que hago y no tengo capacidad de pensar en dos cosas a la vez. Ojalá que no, pero si es así, es un bonito postre, eh. La parte final ha sido muy emotiva, la verdad. Ahora bien, hay que seguir disfrutando, hay baile. Esto no ha terminado".