Zona COB

Derrota con cara de tontos: el COB regaló al Valladolid un partido dominado

Zona COB

LEB Oro

Derrota con cara de tontos: el COB regaló al Valladolid un partido dominado

Kevin Van Wijk trata de taponar la penetración del jugador del Real Valladolid Antoine Mason. (Foto: El Norte de Castilla)
photo_cameraKevin Van Wijk trata de taponar la penetración del jugador del Real Valladolid Antoine Mason. (Foto: El Norte de Castilla)
Buen inicio y peor desenlace de los ourensanos en el arranque de la liga (89-87)

Imposible pronosticar lo que va ocurrir esta temporada en una LEB Oro que ni siquiera sabe cómo ingeniárselas para poder terminar la liga, pero lo que sí es seguro es que extrañamente se verá el COB en otra situación como la vivida ayer en Valladolid. Será complicado verlo jugar igual de bien tantos minutos, dominando al rival incluso con facilidad y acabar perdiendo. Si hay un deporte que admite estas "películas" es el baloncesto, pero la de el domingo pasó de Disney al cine de terror en un abrir y cerrar de ojos.

Los tres últimos minutos del COB fueron un esperpento. Se olvidó de jugar en ataque y empezó en arrinconarse en las esquinas y en perder balones, pero ni así habría perdido el partido si no se olvidase también de defender.

Había anulado totalmente al Valladolid en el primer cuarto, en el inicio del segundo y en los 15 minutos que van en la segunda mitad de un irreal y fugaz 47-40 a un contundente 69-82. Pero ahí se desconectó y lo pagó. Habrá que ver la evolución de una liguilla tan corta para saber cuánto, pero seguro que el partido de ayer lo echará de menos en la clasificación.

Hasta llegar a ese punto de la historia el COB lo hizo casi todo bien y sobre todo mucho mejor que su rival. Fue superior en todas la facetas del juego y en los duelos individuales, aspectos que le permitieron mandar (casi) siempre en el marcador.

En la primera mitad lo hizo con rentas cómodas desde el inicio. Primero con tiros abiertos de Kevin Van Wijk y Adonys Henríquez (8-18) y después con el dominio interior de Arkeen Joseph y la lectura de juego de Mikel Úriz o David Navarro (16-30).

En el Valladolid, muy poquito. Cuando se cargaron de faltas Joseph y Massine Fall sacaron tajada De la Fuente y Nacho Martín y con eso le sirvió para acumular un parcial de 10-0 que minimizó daños en la primera mitad, pero que no cambió las sensaciones de dominio del juego (34-36).

Solo se sintió poderoso el equipo local al inicio de la segunda mitad. Dos robos de balón, empezó a correr y encontró a Timmer para castigar desde el triple. Un parcial de 14-3 (47-40) al que el COB puso remedio sin inmutarse. Mikel Úriz respondió al reto del que había sido su compañero la temporada pasada y llevó en volandas a su equipo. Los nueve puntos casi seguidos del base y la fiabilidad de Joseph y Henríquez devolvieron al COB el mando en el marcador con solo un cuarto por jugar (61-66).

Con las rotaciones el COB todavía fue más superior. Dimitrijevic, Navarro y Menzies se sintieron cómodos en la pista y el COB disparó y asentó la ventaja por encima de los 10 puntos (69-82) ante un Valladolid sin capacidad para aguantar el ritmo anotador de los ourensanos.

Tres minutos finales

Hasta que se apagaron las luces en ataque y se desataron las zapatillas en defensa. Quizá García de Vitoria quiso dar un plus de confianza a quienes habían llevado el marcador hasta ahí y quizá si entrasen un poco antes los "veteranos" la herida no habría sido mortal, pero la verdad es que el Valladolid pasó de jugar con la cabeza baja a creer que podía salir todavía airoso con la peligrosidad del que se sabía enterrado. 

A la desesperada dobló ayudas en cualquier situación del campo, recuperó balones y tuvo tiros demasiado cómodos y también demasiado rápidos. Timmer y De la Fuente no perdonaron y el COB se fue metiendo en arenas movedizas casi sin darse cuenta (85-86). Mason completó la remontada (87-86) Úriz perdonó un tiro libre, a Timmer le pusieron una alfombra hacia el aro en un momento en que se tendría que estar jugando con casco y el tiro a la desesperada desde medio campo de Úriz lo rechazó el aro para añadir crueldad al castigo a un COB incrédulo de camino al vestuario.

Un equipo, el ourensano, que confirmó que tiene plantilla para ilusionar e ilusionarse, pero eso en una liga tan corta vale de poco. Lo único importante es levantarse y pensar ya en el Palencia. Por si hay que jugar.



Cuarto a cuarto

1 - Gran inicio del COB, que domina el ritmo de juego, el rebote, el tiro y el marcador ante un rival sin ideas (16-25).

2 - La renta llega a 14 (16-30) y De la Fuente y Martín rescatan al Valladolid en los cinco últimos minutos (34-36).

3 - Un parcial inicial de 10-1 (44-37) lo inactivan Joseph y Úriz para mantener siempre al COB por delante (61-66). 

4 - Dimitrijevic y Henríquez parecen sentenciar el partido (69-82), pero los tres últimos minutos hunden al COB.