Zona COB

Estreno del COB con mucho que mejorar

Zona COB

Leb Oro

Estreno del COB con mucho que mejorar

El cobista Arkeem Joseph captura un rebote (DIARIO PALENTINO).
photo_cameraEl cobista Arkeem Joseph captura un rebote (DIARIO PALENTINO).
El COB debutó con buenas sensaciones mientras estuvo fresco, pero muchas limitaciones físicas y la necesitad de contar cuanto antes con Henríquez y Dimitrijevic 

El estreno del COB se ajustó al guión previsto. Dejó ver en Palencia algunas de las virtudes que tendrá su plantilla, echó de menos a los dos jugadores que le faltan por llegar y fue de más a menos lastrado por la falta de trabajo colectivo en los entrenamientos y por las limitaciones físicas de una plantilla a la que le faltan relevos en algunos puestos y le sobran kilos en otros.

Las sumas de todos lo bueno y las restas de lo mucho que queda por  pulir dieron como resultado un COB al que le costó competir contra el Palencia según iban pasando los minutos y que acabó pidiendo la hora en el último cuarto cuando ya llegaba tarde a todas las acciones y no era capaz de encadenar dos ataques consecutivos con criterio.

El vaso medio lleno son los primeros 12 minutos. Con un quinteto lógico y con Úriz y Navarro frescos de piernas y de cabeza el COB fue superior. Fue capaz de encontrar tiros liberados para Mazaira, Van Wijk o Brito y jugó siempre con criterio. Llegó a mandar por cinco (17-22), pero se le apagó la luz al primer descanso que se tomó su base titular.

Bajón físico

Sin Úriz el COB se fue del partido en cinco minutos. Los que tardó en encajar un 18-2 decisivo para el marcador del partido (35-24). 

Joseph, Menzies y Fall se fueron relevando para tratar de competir en un juego interior sin color. Los tres, muy blandos. A los tres les falta trabajo para cincelarse físicamente y competir contra pívots como Sasa Boronvjak. El serbio jugó a placer todo el partido y en los diez últimos minutos también lo hicieron Sean Smith o Preston Purifoy.

Al Palencia también le faltaban jugadores y otros acaban de llegar, pero físicamente fue muy superior al COB.

El único que estuvo a la altura en esa "batalla" fue el portugués Diogo Brito. El alero defendió sin problemas a los pares que le tocaron, corrió la pista y fue vertical y valiente. Otros compañeros están mucho más pesados y lentos. Eso no tiene nada que ver con las bajas o con las sesiones de entrenamiento, tiene que ver con el nivel en el que han llegado a la pretemporada.

Tras el paso por vestuarios, recuperó aliento el COB y se notó en el juego. Sin acierto, pero fue capaz de resistir el envite físico en la zona. Fall sumó y su equipo sufrió menos en el rebote defensivo. 

La distancia rondaba siempre los diez puntos, pero otra vez el reloj se encargo de marcar la senencia. Con el paso de los minutos los relevos del Palencia corrían y los del COB caminaban. Un 10-0 para romper el partido (64-46) y ocho minutos finales que sobraron.

Los que faltan

Adonys Henríquez y Djordje Dimitijevic siguen sin tener fecha de llegada a Ourense, pero ayer quedó claro que su aportación será clave si este COB quiere tener equilibrio. Por la lógica de las rotaciones y por la necesidad de tener más puntos y más generadores, pero a algunos de los que esperan también les toca mirarse el ombligo para seguir evolucionando. Esta semana dos partidos más.