Zona COB

Explosión de confianza del COB ante el Granada

Zona COB

crónica

Explosión de confianza del COB ante el Granada

El pívot del COB Víctor Serrano machaca el aro del Granada (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEl pívot del COB Víctor Serrano machaca el aro del Granada (JOSÉ PAZ).
El COB remontó un partido que llegó a perder por 17 puntos de desventaja y sumó una victoria que lo acerca de nuevo a los primeros puestos de la liga

Demostración de orgullo y de confianza la de un COB que se fue por primera vez al vestuario al descanso, en silencio y dubitativo tras encajar un parcial demoledor de 0-17 y que regresó, al acabar el encuentro, eufórico tras remontar el partido y hacerlo desde una aportación colectiva plausible y de nuevo ilusionante. 

Un COB capaz de minimizar centímetro a centímetro sus limitaciones hasta acabar dominando totalmente a un Granada arrinconado en ataque y aturdido por un Pazo que se volcó en la segunda mitad, siendo parte clave en el resultado. La quinta victoria de la temporada y la segunda consecutiva para un equipo que demostró implicación y capacidad de reacción y que tiene, en el banquillo y en la grada, dos cheques al portador.

El Granada no fue mejor en el primer cuarto y aún así acabó ganando. Le sirvió con el talento de Diego Kapelan y de Guille Rubio para mantenerse siempre cerca y aprovechar las primeras rotaciones locales para ponerse por delante.

A la que se mantuvieron en pista lo relevos se rompió el partido. Ahí estuvo la clave a una primera mitad desequilibrada. Pareja y competida con los titulares y demoledora con las rotaciones.

 Si Alvarado el COB perdió criterio y sin Balaban presencia en las dos zonas. Todo se limitó a un triple anotado por Pluta al inicio del segundo cuarto. Y nada más.Las rotaciones del COB carecían de capacidad alguna en ataque, pero su mayor demérito fue no defender absolutamente nada. Tanto que los visitantes empezaron a tirar cada vez más solos y a disipar los problemas con las que llegaban después de tres derrotas consecutivas.

Un parcial crítico de 0-17 que generó dudas en el COB y desconfianza en la grada. Dos partidos consecutivos con tanta diferencia eran demasiado (25-42).

Apuró a recomponer el quinteto Gonzalo García de Vitoria y le sirvió para llegar vivo al descanso.  Con un aceptable porcentaje en los triples (7 de 19), sin conceder rebotes ofensivos (2) y sin perder balones (3) el marcador era diez puntos abajo (38-48). La explicación era sencilla, la aportación del banquillo: 9 a 23.


Remontada


Tras el descanso fue otra historia. El COB fue de menos a más minuto a minuto. Defendió cada acción al límite y fue recortando la desventaja a pico y pala. 

Joan Partida evitó que la primera reacción cobista fuese a mayores (49-56) y dos errores finales permitieron dejar el marcador casi intacto con un cuarto menos (53-62), pero el partido ya era otro. Un COB con menos dudas y más intenso en todas las acciones. 

Pol Figueras reivindicó a la segunda unidad con los siete primeros puntos de forma consecutiva (60-65). Serrano nunca se acercó al nivel de Balaban, pero sumó cuatro puntos importantes, y el COB llegó a los tres últimos minutos con opciones (68-71).

Jugando con dos bases, con Edu Martínez y Van Wijk alternando en el "cuatro", con Ott de nuevo en pista, con Balaban en la zona y con viento de cola. Con un Pazo que empujó en cada defensa hasta voltear el marcador.

Ott reboteó en ataque y clavó un triple que completaba la remontada (74-72), Figueras robó un balón clave y Edu Martínez se marcó un triple marca de la casa para poner la grada patas arriba (77-72) y asegurar un victoria tranquilizadora y reivindicativa. La de un equipo con limitaciones por pulir, pero que garantizó tener ilusión por lograrlo. Ya es cuarto, es decir, la permanencia está un poco más cerca.