Zona COB

Melilla, entre luces y sombras

Zona COB

LEB ORO

Melilla, entre luces y sombras

Txemi Urtasun entra a canasta en el partido disputado en el Pazo.
photo_cameraTxemi Urtasun entra a canasta en el partido disputado en el Pazo.

El Río Ourense Termal visita este sábado a los norteafricanos, un equipo que alterna esta temporada momentos de brillantez con partidos de poco juego

El Río Ourense Termal afronta este sábado el final de la fase regular ante el Melilla Baloncesto, que un año más aspira a todo, pero que sigue pagando su extrema irregularidad.

Hay cosas que parecen no cambiar, da igual cuales sean las piezas que estén en el campo. El conjunto norteafricano, uno de los presupuestos más potentes de la LEB Oro, repite una temporada regular llena de luces y más de una sombra, ya que con una de las plantillas más potentes de la competición se jugará el factor cancha contra un COB que afronta el play off como un premio a la excelente temporada ya realizada después de certificar ambos su presencia en la fase en la jornada anterior.

El cuadro que dirige Alejandro Alcoba acumula cuatro derrotas en los últimos seis encuentros, justo en el momento en el que toca apostar todo. El saldo positivo, un poco convincente triunfo ante un Cáceres que se jugará la permanencia este viernes y la de la pasada semana ante Palencia con mejor juego, lo que les permite llegar al choque frente a los ourensanos con el factor cancha completamente abierto.

En la pista, mucho nombre. La dirección de juego es para dos bases ACB. Josep Franch, uno de los mejores directores de la LEB Oro tiene a su lado a un Txemi Urtasun con el talento casi como castigo. Y es que solo las lesiones han impedido que el veterano jugador siga disputando minutos de calidad en la élite nacional. Será importante conocer como se ha recuperado de los problemas de tobillo sufridos en las últimas jornadas.

En la parcela exterior, Caleb Agada ha demostrado que su temporada de debut en Prat no fue una casualidad. El gran protagonista del brillante pasado curso de los catalanes se ha hecho comandante del conjunto norteafricano y su polivalencia es una seria amenaza para sus pares ourensanos. Acaba la fase regular con más de un 40% de acierto en triples, aunque en partido de ida en el Pazo pasó desapercibido. 

A su lado, Jonathan Gilling, que repuesto de sus problemas de hombro será una pieza clave en la rotación, que completarán Juan Rubio, que reaparece tras más de un mes lesionado y el lituano Erikas Kalinicenko, jugador vinculado del CAM Soler, que ha disfrutado de algunos minutos por requerimiento del guión.

En la pintura, tocará mirar hacia arriba. El Melilla cuenta con uno de los juegos interiores más físicos de toda la LEB Oro. Con el brasileño cedido por el Real Madrid, Felipe dos Anjos como techo (mide 2,18) y su calidad cerca del aro, será el momento de confirmar la reacción de un Davis Rozitis que ha bajado en cuanto a juego en las últimas semanas. 

Gediminas Zyle, ex del Coruña al igual que Gilling, el más destacado en el partido de la primera vuelta, será otro de los huesos complicados, especialmente cuando se junta en la cancha con Dos Anjos. Sin Jesse Chuku, que abandonó el equipo a principios de abril por una lesión de cadera, el juego cerca del aro lo completan Darko Balaban y Vasilije Vucetic, este último sin excesivo protagonismo en el juego.

Este sábado el pabellón Javier Imbroda acoge uno de los partidos marcados en rojo en la jornada. En juego un factor cancha jugoso tanto para COB como para Melilla.


A seguir


Caleb Agada: el jugador canadiense con pasaporte nigeriano sigue siendo un referente en la liga. Tras ser uno de los jugadores más destacados en su debut en el Prat el pasado año, el escolta es el más valorado de su equipo, con 12 puntos por encuentro y un alto porcentaje de acierto.

Josep Franch: a sus 28 años, Josep Franch es uno de los directores de juego más cotizados de toda la LEB Oro. Con experiencia sobrada en la ACB, aunque tras un año de poco protagonismo en el Real Betis, el catalán formado en el Joventut vuelve a llamar a las puertas de la élite.

Felipe dos Anjos: Acaba de cumplir 21 años y su progresión es constante. Físicamente formado y con una envergadura espectacular, el brasileño sigue esperando su oportunidad en el Real Madrid, después de un año gris en Burgos. En Melilla ha ganado enteros.