Zona COB

"Necesitamos saber qué quiere la ciudad del COB"

Zona COB

LEB ORO

"Necesitamos saber qué quiere la ciudad del COB"

Gonzalo García de Vitoria, en el partido de la Final Four ante el Palma (A.C.).
photo_cameraGonzalo García de Vitoria, en el partido de la Final Four ante el Palma (A.C.).

Gonzalo García de Vitoria prolonga el mensaje posterior a la derrota ante el Palma. Esa sensación a medias entre la tristeza y el orgullo

Dolió en caliente y duele en frío. El COB volvió a tirar al poste de un ascenso para el que sigue haciendo méritos. Gonzalo García de Vitoria prolonga el mensaje posterior a la derrota ante el Palma. Esa sensación a medias entre la tristeza y el orgullo. 

"Éramos conscientes de lo que era jugar contra el Palma. Para ganar necesitábamos estar muy bien y ellos muy mal o si los dos estábamos bien que apareciesen aspectos inesperados a nuestro favor, y no pasó nada de eso", dice el técnico bilbaíno. El COB se quedó corto ante un rival superior: "Nosotros conseguimos parar bien a Fran Guerra y le dejamos hacer los tiros que peor se le dan a Carles Biviá, pero ellos perdiendo a dos de sus mejores referencias consiguieron ganar. Nosotros perdimos a algunos de nuestros jugadores clave y no encontramos nunca alternativas".

La teoría se plasmó en la práctica sin opción a sorpresa. El COB pagó peaje cuando tocaba mover el banquillo: "Queda claro que para competir a este nivel hace falta tener un fondo de armario. Melilla aguantó los momentos malos, Bilbao aguantó y Palma también. Nosotros no". Limitaciones, que no reproches: "Nos encanta tener jugadores que crezcan con nosotros, pero tenemos claro que para garantizar que podemos aspirar a play off hay que tener rotaciones. Ayer cuando Pepo no podía, se acabó el partido. No les puedo pedir más. En el descanso Javon (Masters) estaba hundido y lo único que le podía pedir es que aprendiese porque era normal lo que le estaba pasando, nunca se había visto en algo así".


Paso adelante en el proyecto


El COB llegó a la Final Four con un presupuesto de mitad de tabla. Ahora toca saber si es capaz de mantener la línea marcada esta temporada. Tiene bases sólidas sobre las que crecer: "Tenemos tranquilidad, que es la imagen que transmite el club. Por esa tranquilidad mucha gente piensa que tenemos más de lo que realmente tenemos. Eso es bueno porque hay gente que quiere venir a nuestro proyecto. La gente que quiere jugar en LEB Oro ve que el COB es un club serio, que tenemos una gran instalación, un gran servicio médico, un fisio al cien por cien, un preparador físico de nivel...". Y añade: "Eso habría que verlo ahora refrendado con un paso más.  La liga va a seguir creciendo y no podemos caer en el error de pensar que esto es lo normal. No es normal que nos salga todo tan bien como este año. Sería lógico que ahora tuviésemos el pequeño apoyo más que nos ayudase a crecer. Y sería normal porque la ciudad quiere. Fuimos a la Final Four y fuimos la mejor afición. La gente está orgullosa".

García de Vitoria no habla de acercarse en presupuesto a los mejores equipos de la liga, habla de poder mejorar la plantilla en los complementos: "El jugador viene y está a gusto. Todos nuestro valores suplen otras ofertas, pero hay que ser realista. Compensa si la diferencia es una diez por ciento, pero cuando llega a un 25 ya no consigues retenerlos".


Su futuro


La relación entre el COB y Gonzalo García de Vitoria no depende de firmas ni de promesas. Solo la ACB puede alejar de Ourense a un entrenador que ha dado sentido a su frase recurrente desde que llegó al Pazo: "Soy un entrenador de proyectos". Explica su presente. Un mensaje enlazado con el de su club: "No nos hemos sentado a hablar porque no venía a cuento. El presidente primero tiene que saber con qué apoyo cuenta para empezar a cerrar cosas concretas de la próxima temporada. Hay que saber exactamente qué vamos a hacer".

Leyendo entre líneas no hay dudas. Si el COB evoluciona, García de Vitoria estará al frente del proyecto: "No pienso en otra cosa que no sea saber qué quiere la ciudad y qué quiere el club. No hace falta que diga más veces que yo estoy encantado aquí y que si el club da un paso adelante y sigue queriendo que yo esté aquí pues estaré. Necesitamos todos saber qué quiere la ciudad del COB".

Club, banquillo, objetivo y afición. Todos los elementos juntos en la reflexión final de un técnico que habla en primera persona de plural: "El ascenso generó de nuevo una ilusión muy grande por el COB. El problema fue que tuvimos que hacer otra vez borrón y cuenta nueva. Ahora volvemos a tener un buen fondo para hacer un buen arroz. Ahora lo que tenemos que hacer es añadirle ingredientes. Volvemos a tener un auge en la grada, pero no podemos contentarnos y tenemos que seguir creciendo. Es muy importante ilusionar a la afición. Vamos a ver si el objetivo del año que viene podemos decir que va a ser jugar el play off. Si pudiésemos decir que es jugar la Final Four la sería la leche".