Zona COB

Un Oviedo incansable

Zona COB

Un Oviedo incansable

Natxo Lezcano, entrenador del Oviedo, durante un partido en Pumarín.
photo_camera Natxo Lezcano, entrenador del Oviedo, durante un partido en Pumarín.
El rival del COB ya demostró en el Pazo su poderío y es el principal candidato a la quinta plaza pese a los parones que ha sufrido 

El COB jugará el sábado en Oviedo el último partido antes del parón para la disputa de la Copa Princesa (22 de enero). Un descanso de una semana que para su próximo rival sería hasta corto tras casi un mes sin poder jugar.  De hecho, aprovecharán ese paréntesis de la liga para disputar el partido aplazado contra el Melilla.
Entre parones, descansos y covid-19, el Oviedo es quizá el equipo más castigado por la "nueva normalidad" en la categoría.

"No estamos teniendo mucha suerte en ese aspecto. Ya tuvimos que estar un mes parados y luego recuperamos jugando casi seis partidos en 15 días. Ahora nos ha tocado estar otra vez parados", explica el técnico del Oviedo, Natxo Lezcano.

Con problemas y una plantilla muy renovada los resultados del Oviedo son notables. Quizá sea el favorito para ocupar la quinta plaza que permite pelear por el ascenso y, sobre todo, asegurar la permanencia: "Nosotros teníamos claro desde el principio que nuestro objetivo era pelear por la permanencia, y lo seguimos pensando. Lograr esa quinta plaza es un auténtico salvavidas en una temporada tan dura, porque la segunda fase en el grupo de abajo va a ser muy complicada para todos los equipos. Bajan muchos equipos y cada partido va a ser dramático".

Con cuatro victorias en nueve jornadas el camino de Oviedo parece más ambicioso, pero serán partidos como el del sábado los que marcarán esa frontera entre el agobio y la ilusión: "La liga es tan igualada que dos partidos lo cambian todo. Burgos parecía descartado y ya se han metido ahí. El propio Ourense, que tras ganar al Cáceres, si gana dos partidos más seguidos ya estará también en la pelea".

Físico y experiencia

El COB se enfrentará a un rival que ya lo castigó en la ida. Un equipo con mucho más físico en todas las posiciones y descarado en el estilo de juego.
"Con la plantilla que tenemos el estilo tiene que adaptarse. Lo más importante es que el equipo está compitiendo bien, pero hay factores muy importantes, como pueden ser el conocimiento de la competición, que nos ha pasado factura. Tenemos algunos jugadores que debutan en la liga y creo que podríamos llevar alguna victoria más si cometiésemos algún error menos".

Oliver Arteaga o Saúl Blanco equilibran un poco más una plantilla con explosividad y contundencia en todas las posiciones.

Micah Speight, Cameron Oluyitan, Harald Frey y Elijah Brown son una amenaza constante en el juego exterior. Muchos puntos y por distintas vías.
En la zona, Marc Norelia y Hervé Kabasele ya demostraron en el Pazo que son capaces de jugar continuamente por encima del aro y Marc Martí marcó la diferencia abriendo el campo desde el tiro exterior. Rival muy exigente y complicado y 13 puntos de renta de la ida con un average que, tal y como está la clasificación, también tiene premio. "Si ganamos y coincidimos en el grupo de abajo nos daría dos victorias más y si no nos dará una victoria muy importante para seguir acercándonos a la quinta plaza", calcula Lezcano.

Cauto con la temporada y muy respetuoso con lo que tendrá enfrente, con el COB: "Para mí era uno de los claros candidatos a estar entre los cinco primeros. Lo consideraba uno de los mejores equipos y lo sigo pensando. Tiene un entrenador que ha hecho cosas muy importantes en la liga y en el club y jugadores con mucha personalidad". Y añade: "Es verdad que han tenido algunos baches durante la liga en los que se la ha notado que les faltaba algo de confianza, pero siguen siendo un equipo muy complicado".

En Pumarín habrá 300 espectadores

El partido del sábado tendrá presencia de público en las gradas. Pese a tener un aforo máximo de 1.500 asientos, el Oviedo permitirá la presencia de 300 aficionados. En el Pazo, con un aforo de 5.500 hubo 250 en el último partido ante el Cáceres.