Zona COB

El COB, sin miedo a las alturas

Zona COB

Baloncesto

El COB, sin miedo a las alturas

Balaban lanza a canasta en el duelo del COB ante el Castellón (JOSÉ PAZ).
photo_cameraBalaban lanza a canasta en el duelo del COB ante el Castellón (JOSÉ PAZ).
El Club Ourense Baloncesto visita esta tarde al Oviedo con la intención de prolongar su momento dulce en una pista que no perdonará errores

Prueba de nivel para el Club Ourense Baloncesto. El equipo que dirige Gonzalo García de Vitoria afronta esta tarde, desde las 18:30 horas en Pumarín, un partido exigente ante el Oviedo Baloncesto. Por varios motivos. Primero, por el nivel de un adversario experimentado y de calidad. Segundo, por el papel que siempre juega una pista pequeña, con ambiente y presión, pero que no trae malos recuerdos recientes a los cobistas.

Tranquilidad. Es la palabra que mejor define el estado del COB. A pesar de estar "en construcción", las dos victorias en las dos primeras jornadas ligueras permiten trabajar de otra forma, con otra cara. Si en Almansa fue Balaban el líder, ante el Castellón el trabajo colectivo impulsó a los ourensanos, que tuvieron en Ott a su mejor hombre. Verse en la zona noble de la clasificación ayuda a evitar nervios y prisas. Y más en un equipo que se confeccionó tarde y que agradece esta parte del calendario sin jornadas entre semana. Entrenamientos de calidad para acoplar las piezas y crear sus señas de identidad.

Gonzalo García de Vitoria no cambia el discurso. Permanencia y vivir lo más tranquilos que se pueda. Meter tierra de por medio con los puestos de abajo es el objetivo principal que se marcan los ourensanos en este arranque liguero.

En Oviedo, con la total recuperación de Óscar Alvarado (que ya jugó, aunque mermado, ante el Castellón), el COB dispone de todos los efectivos para el duelo de esta tarde. Y sin estar al 100% el base canario ya demostró que tiene calidad suficiente para desequilibrar un partido. 

Una plantilla configurada para que, dependiendo del partido, alguien dé un paso adelante si las circunstancias así lo requieren. Y se empieza a ver.

La dupla interior Balaban-Van Wijk cada vez parece entenderse mejor, Edu Martínez ya sabe "de qué va la cosa" y Pluta, el primer día, y Serrano, el segundo, dejaron claro que pueden aportar cosas positivas en los minutos que estén sobre la pista. Se espera otra versión de Thsikaya, con Wood, Figueras y Vázquez sin desentonar en ningún momento.


Los ovetenses, con todo


En el rival, las aguas también bajan tranquilas. La recuperación de Víctor Pérez hace que el técnico Javi Rodríguez tenga a todas sus piezas listas para competir. Un triunfo (en casa ante el Palma) y una derrota (en Lugo ante el Breogán) dejan a los ovetenses con un balance equilibrado.

Llorente, Jakstas, Nuutinen o Arteaga son jugadores con tablas y galones en esta competición que continúan en Oviedo y a los que se unen Reyes o Coggins capaces de mejorar un equipo que siempre está llamado a pelear por los puestos altos de la clasificación.

El entrenador de Porriño solo quiere pensar en lo suyo. "El Club Ourense Baloncesto es un rival complicado, pero desde luego que no más que los que vengan. Siempre digo que todo depende de nosotros, de qué tipo de equipo va a saltar a Pumarín", apuntó Rodríguez. 

Un partido para no tener vértigo. Para no conformarse con lo hecho en este inicio de temporada. Prueba para un COB que quiere seguir progresando adecuadamente. Pumarín calibrará su ambición.