ZONA COB

Un rival que se la juega

El Palencia Baloncesto, que visita el Pazo Paco Paz el domingo (19:00 horas), atraviesa un bache de juego que podría dejarle fuera del play off

Vasturia y Gustys chocan en la pelea por un balón ante el Real Betis (DIARIO PALENTINO).
Vasturia y Gustys chocan en la pelea por un balón ante el Real Betis (DIARIO PALENTINO).
Un rival que se la juega

La irregularidad es la seña de identidad de un Palencia basket acostumbrado a pelear por cotas distintas a luchar por entrar en el play off de ascenso a la ACB.

Situado en la octava posición de la LEB Oro con 18 triunfos, el conjunto palentino atraviesa una racha de malos resultados y peor juego que le hacen coquetear con un fin de curso precipitado, algo que no entraba en los planes de uno de los equipos con un presupuesto entre los seis o siete más altos de la categoría. Y es que a pesar de las idas y venidas del equipo, desde el consistorio local ya han confirmado el apoyo económico para el próximo año que será de 140.000 euros.

Con esa tranquilidad económica, un pabellón reformado recientemente y el apoyo de la afición, ahora mismo solamente les falta reengancharse a la competición como hicieron con la llegada de Carles Marco, que tras un buen debut atraviesa una mala racha, con tres derrotas en los últimos cinco partidos y victorias ante Prat por un solo punto sufriendo  y Araberri, prácticamente descendido, por ocho.

Con esos antecedentes, con los problemas defensivos habituales y viéndole las orejas al lobo, el Palencia llegará el domingo al Pazo Paco Paz con la imperiosa necesidad de obtener la victoria ante un Río Ourense Termal que en caso de ganar certificaría de forma matemática su presencia en la fase de ascenso a la  ACB.

Necesidad frente a ambición. Ahí, en medio de la ansiedad que asedia al conjunto palentino, Steve Vasturia destaca sobre el resto. El exterior norteamericano, que la pasada temporada estuvo enrolado en las filas del Alba Berlín de Aíto García Reneses, es el segundo máximo anotador de la competición y sus porcentajes no dejan lugar a duda. Además ha mejorado sus porcentajes en su faceta menos positiva, el tiro de tres puntos. 

A su lado en la línea exterior, un artillero de lo mejor de la liga, Calvin Hermansson, que viene de endosarle seis triples de nueve intentos a Araberri y acumula un 44% en la competición.

En el puesto de base dudas. Jorge Sanz no convence a pesar de sus números y Aitor Zubizarreta es seria duda por un problema en un codo que le hizo perderse el último encuentro. En el caso de no jugar ocupará su lugar Petar Aranitovic, uno de los últimos fichajes del equipo y que no está gozando de excesivo protagonismo. 

Tampoco se encuentra al 100% Jordi Grimau, que con un fascitis plantar pasa las semanas entre algodones para poder estar en los partidos.

Y en la pintura, el de siempre. El veterano Urko Otegui es el referente interior de un Palencia que no asusta en la parcela y que ya se vio superado holgadamente en la ida. Rokas Gustys, Moussa Kone y Nikola Cvetinovic son los complementos al jugador vasco, con Cvetinovic y Gustys como protagonistas. Menos protagonismo tienen Kone y Veljkovic en una rotación con más nombre que números.