Zona COB

Vuelve Carpallo al Paco Paz y hay polémica: ¡Ya es mala suerte!

Zona COB

LEB ORO

Vuelve Carpallo al Paco Paz y hay polémica: ¡Ya es mala suerte!

García de Vitoria habla con los árbitros tras el partido (JOSÉ PAZ).
photo_cameraGarcía de Vitoria habla con los árbitros tras el partido (JOSÉ PAZ).
El regreso al Pazo del colegiado Juan Gabriel Carpallo volvió a terminar con polémica

Cada visita de Juan Gabriel Carpallo al Pazo ya llega bajo sospecha. El único árbitro con el que el COB tiene polémica asegurada cada temporada. 

Será casualidad, pero volvió a suceder. Esta vez el colegiado leonés escenificó su mejoría en la relación con el técnico local, Gonzalo García de Vitoria, con varios gestos de complicidad durante el partido. Mientras, sus dos compañeros de arbitraje se pusieron de acuerdo para coincidir en la permisividad en los contactos a los interiores del Almansa y en castigar a los del COB. Esta vez el azar quiso que la diferencia en los tiros libres lanzados fuese escandalosa.

El equipo ourensano cargó una y otra vez el juego en la zona para sacar ventajas con Darko Balaban o Yankuba Sima. Pese a ello, en los primeros 30 minutos de partido el COB solo había lanzado un tiro libre. Una "concesión" a Tshikaya a 21 segundos del descanso y que, curiosamente, tuvo en la acción inmediatamente posterior tres tiros libres para el alero visitante Jonathan Gilling tras una falta que solo vio en directo el colegiado Jorge Muñoz. En la repetición televisiva, ni él. La mala fortuna quiso que se equivocase el colegiado en una falta que señaló estando situado justo delante de la acción y sin ningún jugador que le impidiese una mejor visión. Además, la televisión permite verla una y otra vez para mayor extrañeza en la señalización. Quizá no estuviese atento el colegiado.

Un arbitraje que no cayó en el manida compensación. En la segunda mitad mantuvieron el mismo (distinto) rasero que en los dos primeros cuartos. 

El COB tiró cuatro tiros libres ya en los últimos 50 segundos para "maquillar" un poco los 29 que ya llevaba lanzados el Almansa. 

Mala suerte tuvieron los cobistas, que les tocó el único partido de la jornada con tamaña diferencia. La más exagerada fueron los 8 de más que tiró el Valladolid en Marín. El Almansa lanzó 21 más que el COB en el Pazo. Curiosamente la mayor diferencia esta temporada en la liga. ¡Ya es mala suerte que fuese el día que venía Carpallo!