Vertidos al embalse de San Martiño en A Rúa
LECTOR DENUNCIA

Vertidos al embalse de San Martiño en A Rúa

Este es el resultado de los frecuentes vertidos que todos los días son arrojados a las aguas del embalse de San Martiño, en A Rúa. En la mañana del martes, tal como se puede observar en la imagen, podía verse como e un líquido de aspecto similar al vino, Salía por el desagüe e iba a parar directamente a las aguas del embalse. 

Aceras ocupadas en Fonte do Monte
LECTOR DENUNCIA

Aceras ocupadas en Fonte do Monte

Puede que parezca una obsesión, pero los vecinos de la calle Fonte do Monte, en el barrio de A Milagrosa, estamos hartos de los automovilistas que aparcan encima de la acera, y no dejan espacio para que los vecinos de esas viviendas puedan pasar. Si no se puede aparcar, pues no se puede, pero obligarnos a los peatones a circular por el medio de la calle, no es justo.
 

Botellón en las inmediaciones del CHUO
LECTOR DENUNCIA

Botellón en las inmediaciones del CHUO

El pasado día 17 de mayo, festivo por ser el Día das Letras Galegas, al salir a primera hora de la mañana me encuentro en la acera de los jardines de la calle Álvaro Cunqueiro, en las inmediaciones del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), con el panorama que muestra la imagen. Allí se había organizado un botellón y, como es habitual en quienes lo practican, el día después es una muestra de incivismo al dejar tiradas las botellas y vasos por la acera.
 

El alquitrán “corre” por Leiras Pulpeiro
LECTOR DENUNCIA

El alquitrán “corre” por Leiras Pulpeiro

Este es el estado en el que quedó la calle Leiras Pulpeiro, la que baja desde la avenida de Zamora hasta el Barbaña, después de estar mucho tiempo. Ahora, como ocurrió estos pasados días con el calor, el alquitrán, “corre” por la calle y hace con la tierra una especie de “bulleiro” graso. 

Los autobuses siguen sin poder aparcar
LECTOR DENUNCIA

Los autobuses siguen sin poder aparcar

Ourense ofrece una penosa imagen respecto a las paradas de los autobuses urbanos. En la mayoría de las paradas no pueden acceder al espacio reservado para la subida y bajada de peatones al estar ocupadas por vehículos particulares, como el caso de la imagen, tomada el lunes en la calle Peña Trevinca, a la altura del número 13. Los que más sufren las consecuencias son los que habitualmente utilizan el transporte público.
 

El césped natural no fue una buena idea en el parque infantil

El césped natural no fue una buena idea en el parque infantil

Menos de un mes después de haber replantado el césped en la tirolina del parque infantil de la alameda do Cruceiro, ya se nota el deterioro por su uso. Queda muy bonita la hierba natural, pero no efectiva. Para mantenerla siempre verde habrá que estar reinvirtiendo constantemente dinero en ella, lo que supone un gasto inútil que se podría subsanar instalando césped artificial o caucho verde, que dura mucho más.
 

En la calle Teluro aparca todo el mundo

En la calle Teluro aparca todo el mundo

La calle Teluro, situada detrás de la plaza San Antonio, entre las calles avenida de La Habana y Ramón Cabanillas, solo sirve para el acceso a los garajes de las viviendas, pero aquí aparca todo el mundo a pesar de estar perfectamente marcada la línea amarilla que indica que no se puede. Y esto no es problema de un solo día, sino que se ha convertido en un parking diario que molesta a todos los que entran o salen de sus garajes.
 

Un mes tirados al lado del contenedor

Un mes tirados al lado del contenedor

En la avenida de Ourense de Xinzo de Limia, junto al parque do Pomal, alguien dejó estos tres sacos conteniendo algún tipo de basura junto a un contenedor de vidrio. Las imágenes fueron tomadas el pasado viernes 10 de mayo, pero llevan alrededor de un mes allí sin que el departamento municipal de limpieza los haya recogido. 
 

Aquí no hay privilegios para entorpecer la acera

Aquí no hay privilegios para entorpecer la acera

Parece ser que tener una ambulancia te da el privilegio de aparcar dónde y cómo quieras, pensando que como es un vehículo de emergencias tiene que tener las prebendas como si estuviera en un espacio hospitalario o en acto de servicio. La parte trasera de la calle Ensino, en el barrio de O Couto, se ha vuelto una zona recurrente y perfecta para dejar un vehículo en zona verde o por encima de las aceras. ¿Y los peatones qué hacemos?
 

El parque para perros de A Valenzá, abandonado

El parque para perros de A Valenzá, abandonado

Los que vivimos en la barriada de A Valenzá, en el concello de Barbadás, podemos disfrutar de un parque para perros. Sin embargo, como puede comprobarse en las imágenes tomadas el sábado 11 de mayo, se encuentra abandonado. Necesita que, como mínimo, el Concello proceda a cortar la hierba que en algunos casos ya sube por encima de los bancos, a los que es muy difícil acceder.
 

Rueda de molino en el río Loña

Rueda de molino en el río Loña

En los ríos de la ciudad de Ourense no solo hay peces, que son lo menos y en muchos casos casiextinguidos, sino mucha basura. El pasado 10 de mayo, organizado por Viaqua, los ecovigilantes de Franciscanas acudieron en tropel a echar una mano en la limpieza del río Loña.  Limpiaron mucho,  pero no pudieron mover esta rueda de molino.  No quedaría mal como adorno en algún lugar de las inmediaciones en lugar de estar tirada en medio del cauce.
 

¿Cuándo se limpiará esta parcela en la calle río Conso?

¿Cuándo se limpiará esta parcela en la calle río Conso?

Estamos a las puertas de un nuevo verano y Medio Ambiente de Ourense hace caso omiso a la norma que obliga a limpiar esta parcela de la calle  Río Conso en el barrio de A Ponte. Cada año se acumula mucha más maleza poniendo en peligro la vida de las personas, tanto de casas vecinas como viviendas en edificios, como se ve en las fotos tomadas esta misma semana. En caso de incendio pueden entrar pavesas de zarzas ardientes en las casas. ¿De quién sería entonces la culpa? Seguro que alguno terminaría echándosela a los vecinos por tener allí sus casas. 
 

La farola del Complexo Hospitalario sigue sin arreglar

La farola del Complexo Hospitalario sigue sin arreglar

Esta farola al lado de la cafetería del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense  (CHUO),  a día 8 de mayo, fecha en la que está tomada la fotografía, todavía seguía en el mismo estado en que se encontraba el 21 del pasado mes de abril. Hay que recordarle al organismo correspondiente, que cuando lo hagan reparen las losetas de la acera de la puerta principal del citado centro, pues hay alguna que otra suelta, y puede dar lugar a que alguna persona tropiece y se lesione. 
 

"Aparca como quieras" en Fonte do Monte

"Aparca como quieras" en Fonte do Monte

En la zona del Auditorio Municipal de Ourense, concretamente en la rúa Fonte do Monte, los aparcamientos siguen al libre albedrío de quienes siguen la máxima de "aparca como quieras". Así, vemos a diario como los peatones tienen que ir por la carretera, mientras los coches tienen tomada la acera. Un mundo al revés que ya se ha hecho demasiado habitual en esta ciudad.
 

Esto era un parque en A Chavasqueira

Esto era un parque en A Chavasqueira

Cualquiera que observe esta fotografía diría que corresponde a una finca llena de maleza que por encontrarse en las inmediaciones de viviendas su propietario tiene la obligación de desbrozar. Sin embargo, no se trata de ninguna finca abandonada, sino que es una zona verde, o un parque, o lo que sea, en la zona termal de A Chavasqueira, que el pasado miércoles presentaba este deplorable aspecto, con la hierba y la maleza tan alta que engulle hasta los bancos para sentarse. Avergonzados nos sentimos de ofrecer esta imagen a los visitantes.
 

Las pistas de la Plaza 500 se resquebrajan

Las pistas de la Plaza 500 se resquebrajan

Las dos pistas polideportivas, una para baloncesto y otra para futbito situadas detrás de la urbanización Plaza 500, por encima de Barrocás, se encuentran muy deterioradas, tanto por la falta de mantenimiento como por el mal uso que algunos vándalos hacen de ellas. Las imágenes son del pasado domingo, pero en estos días no cambió nada, salvo para peor, pues las puertas se encuentran totalmente rotas, al igual que la valla que las rodea, y el campo de cemento comienza a tener grietas por las que ya sale la maleza. Un peligro para los niños que con la llegada del buen tiempo acuden a jugar allí todas las tardes.