Portada

Tus mandamientos son mi delicia

Cartas al director

Tus mandamientos son mi delicia

Amigo, amiga: Bayard, editorial especializada en revistas para fomentar la lectura, acaba de premiar al colegio Salesianos por el fomento de la lectura entre sus alumnos. La profesora Natalia Nolasco Rodríguez recibió el trabajado galardón.  En el colegio saben que la lectura es una herramienta imprescindible en la vida de todo estudiante y de toda persona. ¡La lectura es a la mente lo que la comida al cuerpo! La lectura de revistas y libros de actualidad nos pone en sintonía con los latidos de la actualidad. 

Acabo de leer un libro de hoy y para hoy: “Tus mandamientos son mi delicia. Una lectura del Decálogo”, escrito por Domingo J. Montero, en la editorial CCS, Madrid 2019. Es este un librito que penetra en el corazón del lector como una bocanada de aire fresco en los pulmones de la persona ansiosa de respirar. Es este un libro que abre caminos, que esponja la vida, que alegra el peregrinar por la actualidad que nos ha tocado vivir.

¿Qué son los diez mandamientos?, se pregunta el autor del libro. Los mandamientos son ayudas ofrecidas por Dios  para que realicemos nuestra existencia con gozo y paz, nos responde. Los mandamientos no pretenden mortificarnos, sino vivificarnos; no buscan comprimir la vida, sino expandirla; no son fronteras en las que recluirse, sino horizontes a los que abrirse. Son rutas por las que caminar, contemplando la “ribeira sacra” de nuestra vida. 

En cada uno de los mandamientos descubrimos, con la lectura de este pequeño libro, perspectivas nuevas para saber actuar como personas. Podemos reducir nuestra vida, por desgracia, a observancias y cumplimientos más a menos convencidos y convencionales. Pero la voluntad de Dios no es que “cumplamos los preceptos”, sino que los usemos como faros que iluminan nuestros pasos, como lámparas que arrojan luz en nuestro camino. 

Amiga, amigo, Domingo J. Montero tiene la mente llena de Biblia y el corazón repleto de Evangelio. El libro es un texto de formación, de oración y de revisión. Es un escrito cuya lectura te llenará de gozo, como me llenó de gozo a mí. Feliz lectura de “Tus mandamientos son mi delicia”. Paz y bien.