Portada

La realidad del tenis ourensano

Cartas al director

La realidad del tenis ourensano

Se celebró la semana pasada la Copa Diputación de Tenis, en las instalaciones del Club Santo Domingo. Por mucho que se quiera vender que fue un éxito de participación y un gran torneo, la realidad es bien distinta. Apenas se pudieron confeccionar los cuadros. Salvo en la categoría absoluto masculino, las demás solo se pudieron disputar con el número de participantes que exigían las bases del torneo, es decir, un mínimo de seis jugadores. En categoría femenina se disputó una sola de las competiciones -veteranas de más de 35- en la que solo participaron cuatro jugadoras. 

El tenis femenino en esta ciudad y provincia está en la UVI. Después de pagar la inscripción correspondiente por participar en un máximo de dos categorías por jugador, si quedabas campeón o subcampeón, el premio fue el correspondiente trofeo acompañado de un vale con una cantidad irrisoria de dinero, para consumir en material deportivo. Teniendo en cuenta que el torneo estaba patrocinado por la Diputación y que a los que participaron no les salió gratis, bien se pudieron haber estirado un poco más. 

Pero la realidad del tenis ourensano es la siguiente: Ya apenas quedan clubes en la ciudad: el club Santo Domingo, en el que solo pueden entrenar sus socios; Ureca, Campus universitario y para de contar. No hay pistas ni instalaciones municipales. En Monterrey había cuatro pistas y con el "mega proyecto" del parque acuático se reducen a dos, si por una cubierta. Que luego encuentres turno para entrenar será otra cosa. Si llueve no es posible entrenar. Los jugadores y jugadoras más destacados de la ciudad tienen que desplazarse a entrenar fuera de la ciudad: Vigo, Pontevedra, Coruña... A excepción del club Ureca, cuya sede principal está en Nigrán y dos veces por semana dos entrenadores se acercan a Ourense para a entrenar a sus jugadores a las instalaciones de la zamorana y así completar un número de horas de entrenamiento más aceptable, el resto de los días son los jugadores los que se trasladan a Nigrán. 

A pesar de todo este panorama, en esta ciudad tenemos la mejor generación de tenistas jóvenes promesas que jamás se haya dado y que tarde volverá a haber otra. Enma Valiña, campeona gallega benjamín e infantil; Ana Novoa, campeona gallega en todas la categorías, tanto en individual como dobles y dobles mixtos, el pasado Campeonato de España se metió entre las ocho mejores del país; Lara Amoeiro, actual campeona gallega infantil, repitiendo título de campeona gallega en dobles y dobles mixtos; Izan Díaz; actual campeón gallego infantil individual, dobles y dobles mixtos, en el último campeonato de España se metió entre los 16 mejores del país; Rodrigo Pérez Crespo, campeón gallego en todas las categorías que ha disputado, benjamín, alevín, infantil y cadete; Álex Crespo, Gesteiro, Pablo Rodriguez, campeones gallegos por equipos en todas sus categorías. A los logros deportivos a nivel regional hay que sumar los de diferentes torneos no solo a nivel regional sino también a nivel nacional. Y por último, los tenistas ourensanos que se encuentran actualmente en EEUU, entre los que destaca Carlos Rodríguez. 

Con todo esto, el presidente de la Federación Gallega de Tenis es ourensano... Señor presidente: hágaselo mirar...