¿Está en peligro la democracia?

¿Está en peligro la democracia?

Por mucho que las encuestas pronostiquen una participación cercana al 60 por ciento, los sondeos a pie de calle indican que hay un descontento generalizado, una total desconfianza en los líderes políticos de todas las formaciones y una duda que va mucho más allá de lo que dicen las encuestas.

La incertidumbre es enorme y a cualquiera que se le pregunte cuál es su intención de voto la respuesta es siempre la misma: no sé a quién votar.

Sin embargo yo creo que habrá un gran participación porque la gente sabe muy bien que es necesario votar para fortalecer la democracia y que la gran duda existe en cuanto a si votar a la derecha o a la izquierda. Y este es el gran dilema, si votar al PSOE o a Podemos en lo que se refiere a la izquierda, o si votar al PP a Ciudadanos o incluso a Vox, en cuanto a la derecha.

La polémica que se ha formado en torno a los debates son pura y simplemente fuegos de artificio para intentar calentar el ambiente pero no van a decidir nada porque ya está todo dicho y la gente está cansada de payasadas, exabruptos y descalificaciones

De las cinco formaciones que buscan hacerse un hueco en el próximo Gobierno, ninguno de sus líderes resistiría un debate cara a cara, sin papeles en la mesa ni preguntas acordadas, con los  líderes que en su día debatieron y lucharon por construir la democracia que hoy tenemos y que también tememos.

Puede suceder que tenemos lo que nos merecemos porque damos nuestro voto con mucha desgana, a falta de líderes y de buenos gestores políticos.

Ojalá que el futuro nos depare nuevas generaciones de grandes políticos como los que en su día tuvimos, y ese día nos sentiremos orgullos de votar a quien nos represente, lo que no ocurre ahora.

De momento tendremos que votar para la Democracia no peligre, pero con la esperanza de que puedan aparecer nuevos y buenos líderes en todos los partidos, que luchen no solo por su formación si no por mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.