Portada

Luz verde al insulto

Cartas al director

Luz verde al insulto

Si nos echamos las manos a la cabeza cada vez que escuchamos o leemos las “lindezas” que se lanzan los políticos entre bancada y bancada, en los pasillos o en las tertulias, con la propuesta de reforma del Código Penal sobre la libertad de expresión, las peleas de grillos se van a quedar cortas cuando se apruebe el nuevo decreto ley que puede exonerar de culpa cualquier tipo de improperio o exabrupto lanzado contra un contrario o contra las instituciones. 

Al margen de consideraciones sobre la procedencia o no de este cambio legal, que algunos entienden como un retroceso y otros como un avance progresista, en mi opinión hay un matiz que no se ha tenido en cuenta, y es el aspecto estético del asunto, porque si ya nos parecían exageradas algunas trifulcas, con tintes callejeros, de nuestros representantes, lo que está por venir, si llegan a buen puerto las pretendidas reformas, puede significar que se abra la veda al insulto indiscriminado y a la descalificación del contrario, sin necesidad de más argumentos y sin ningún tipo de límites, lo que podría dar lugar a situaciones incluso más esperpénticas de las que estamos ya habituados a contemplar.

Pero en política todo vale y aún no hemos visto hasta dónde se puede llegar, por lo que parece. 

Don Ningures

 Aunque los cacahuetes no sean santos de mi devoción, las cáscaras se iban amontonando a pie de mostrador, prueba de los tres pocillos de café…
chevron_right

Resiliencia

 Es llamativo que en el plan de recuperación que acaba de presentar Sánchez se incluya la resiliencia como concepto político.
chevron_right