Portada

El día de los pobres

Cartas al director

El día de los pobres

Veo en los medios de comunicación que el papa Francisco come con 1.500 pobres en el Vaticano. Pero yo pregunto a su Santidad: ¿De qué pobres hablamos? Los pobres según el evangelio no son los pobres que carecen de los medios necesarios para su sustento; son los “pobres en el espíritu”. El mismo Cristo dijo que pobres los tendréis siempre entre vosotros. Y el mismo San Pablo dice que el que no trabaje que no coma. En la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro, vemos como Lázaro se fue al cielo y el rico Epulón al infierno. ¿Por qué existen tantos pobres en el mundo y cada vez más? Pues por la sencilla razón de que hay muchos Epulones en el mundo, que están robando al pobre mientras el numero de opulentos aumenta incesantemente. Ya se ve que esa Iglesia que hicieron, en la cual lo más importante era el hombre, ha fracasado estrepitosamente, porque lo que cambia a una persona no es que le hablen de los pobres, sino que prediquen el evangelio según mandó Cristo, que es lo que pueda convertir a la persona, en este caso a los opulentos y vea en los pobres a su hermano. Por supuesto que Dios no quiere la pobreza material, hay bienes materiales para todos, lo que quiere son santos.