Orgullo de profesionales, orgullo de sociedad

Orgullo de profesionales, orgullo de sociedad

Aún con el alma encogida por el fatal desenlace del rescate del niño Julen (q.e.p.d.) en la localidad malagueña de Totalán, desde Unión de Guardias Civiles-UniónGC, queremos en primer lugar trasladar nuestro más sentido pésame a sus padres, familiares y amigos en general por tan sensible, dolorosa y trágica pérdida.

En segundo lugar, desde UniónGC agradecemos a las más de 300 personas que formaban parte del dispositivo de rescate de Julen, su sacrificio y dedicación durante los eternos trece días de duración del mismo. A su vez, creemos que es justo destacar, y también agradecer, la generosidad de toda la población de Totalán y localidades limítrofes, pues se han puesto a disposición del dispositivo ofreciendo lo mejor de sí mismos en todo momento. La respuesta de la sociedad en general a este trágico suceso ha sido un verdadero ejemplo de solidaridad y colaboración.

Desde UniónGC también queremos hacer especial énfasis en la labor desarrollada por el jefe del operativo, Ángel García Vidal, por su entereza y compromiso, quien asumió la responsabilidad en este complicadísimo rescate, donde se han afrontado las peores condiciones posibles, todo ello a contra reloj y sin los estudios previos del suelo y demás condicionantes.

También queremos agradecer el trabajo de nuestros compañeros de las distintas especialidades, quienes dando más de lo exigible, son un nuevo ejemplo, uno más, de los valores de nuestra centenaria institución que nos enorgullece a todos los guardias civiles. Su valor, implicación y profesionalidad han demostrado nuestro compromiso con la ciudadanía, nuestra infinita disposición a afrontar cualquier tipo de situación, aún en el peor escenario. 

Y en este punto, evidentemente, no podemos olvidarnos de los mineros asturianos. Guardias civiles y mineros a 70 metros de profundidad, trabajando codo con codo, 32 horas sin descanso, con el único fin de intentar salvar una vida, o al menos buscar alivio para unos padres desesperados ante la tragedia. Qué ejemplo de valentía, de humanidad, de entrega, el de estos mineros asturianos. No hay calificativo para describirles, nada hay suficiente para agradecerles. 

Y haciendo una pequeña reflexión en voz alta, en UniónGC estamos muy orgullosos de que nuestro país pueda contar con especialistas del calibre de nuestros mineros asturianos, que puedan responder a una situación tan complicada como la vivida en Totalán, y pensamos… España no puede perder profesionales como estos. Esta gente, estos héroes, les necesitamos, no pueden vivir en la incertidumbre laboral…