Portada

Paradojas políticas (Verdades como puños)

Cartas al director

Paradojas políticas (Verdades como puños)

Si ERC (Republicanos Catalanes) obtuviesen una hipotética mayoría a nivel nacional; ¿seguirían queriendo separarse de España o nos obligarían a todos a hablar en catalán?

El señor Rufián no quiere ser español, sin embargo cobra un sueldo por serlo; ¿cómo puede vivir dentro de ese traje ideológico sin aborrecerse a sí mismo?

Un asesino como Otegi tiene derecho a salir en televisión intentando darnos clases de civismo; ¿si todavía existiese Hitler le dejaríamos tener un partido político?

A un 40% de los catalanes les parece bien quemar contenedores; ¿por qué tenemos que pagar el resto de los ciudadanos su vandalismo?

Llevamos ya no se sabe cuánto tiempo sin gobierno y aquí no se acaba el mundo; ¿pudiese ser qué los políticos no son tan necesarios como nos hacen creer?

Los dos partidos mayoritarios en España no tienen capacidad de entenderse. Si los españoles de a pie imitásemos su cabezonería acabaríamos perdiendo el don del habla y el buen juicio.