Imprimir

Aislado en el CHUO el enfermo de tubercolosis reacio a tratarse

La Región | 26 de junio de 2019

El enfermo acudió a las seis de la madrugada al Servicio de Urgencias voluntariamente.
El enfermo acudió a las seis de la madrugada al Servicio de Urgencias voluntariamente.

Acudió voluntariamente de madrugada al servicio de Urgencias ya concienciado con su patología

Rubén Darío O.R. , de 36 años, ya está ingresado en una habitación de la segunda planta del CHUO tras presentarsea las seis de la madrugada de este miércoles, voluntariamente en el servicio de Urgencias, al saber que se le consideraba "un riesgo para la salud pública" y un juez había acordado, a petición de la Administración sanitaria, "la hospitalización terapéutica obligatoria" para ser tratado de la tuberculosis pulmonar que le fue diagnosticada en mayo de 2018. El auto autoriza la "custodia y medidas que impidan la huida".

La Policía Nacional, con agentes provistos de mascarillas, estuvo en su puerta hasta las tres de la tarde ya que el paciente permanece en una habitación aislada y con visitas muy restringidas. A partir de ese momento, el hospital se hizo cargo de la vigilancia, aunque, según parece, está concienciado, lo que evitará las medidas de retención, comprometiéndose a permanecer hospitalizado el tiempo que precisen sus médicos para evitar el contagio -podría rondar las tres o cuatro semanas-. A partir de entonces, recibirá el alta para una vida normalizada pero con tratamiento ambulatorio. El CHUO deberá aportar al juzgado"un informe detallado". 

La inusual medida adoptada por el Juzgado Contencioso Administrativo número 2 obedece a las reticencias mostradas por Rubén Darío a cumplir un tratamiento largo en el tiempo (seis meses) y que comporta, en un primer momento, compaginar varios antibióticos.

Fue diagnosticado el 1 de mayo de 2018, momento en el que se le pautó un tratamiento de tres semanas en la Unidad de Tuberculosis de Ourense (UTB) con un seguimiento pormenorizado, aunque al cabo de unos días empezó a asumirlo de forma errática y en julio abandonó la unidad, desde donde se le intentó localizar, aunque, según los médicos, ya no era contagioso. A finales de agosto, reanudó la prescripción médica pero volvió a "plantar". El paciente reapareció de nuevo el 8 de mayo de este mismo año en una fase contagiosa de la enfermedad, por vía aérea, principalmente, con sintomatología (fiebre, pérdida de peso y expectoración). Se le advirtió de la importancia de seguir el tratamiento hasta que el 26 de mayo directamente dejó de acudir a la unidad. Hasta se acudió a su propio domicilio. Sanidade acordó así el 14 de junio la hospitalización obligatoria, una medida que debe ser rubricada por los jueces del Contencioso Administrativo. Llegó al titular del número 2 el pasado viernes. Desde entonces la Policía le buscaba para un ingreso hospitalario forzoso.

Paralelamente, la unidad especializada, ubicada en el centro de la calle Concejo, realizará pruebas diagnósticas a todas las personas que tuvieron contactos directos o esporádicos con el enfermo. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/aparece/20190626121300879448.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons