Imprimir

El "calvario" de la falta de fármacos cumple ya dos años

La Región | 19 de mayo de 2019

Una farmacéutica pasa la tarjeta sanitaria de un paciente.
Una farmacéutica pasa la tarjeta sanitaria de un paciente.

Los profesionales lo achacan a la bajada de precios, que también asfixia a la farmacia rural

Los bajos precios, la despoblación y la presión fiscal asfixian a una farmacia rural necesitada de ayuda. A esto se une el "calvario" diario que dicen seguir viviendo por el continuo desabastecimiento de medicamentos, que comprende desde fármacos para el corazón hasta anitalérgicos, en plena primavera. 

"La situación en el último año ha ido a más", sostiene el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, en relación al desabastecimiento, para el que pide que el Gobierno central tome medidas. "Tenemos una lista muy grande de medicamentos que no se envía nunca. Los fabricantes dicen que no tiene principios activos, pero sospechamos que no es así, porque en algunas dosis sí tienen y en otras, no", señala Beatriz Alberte, titular de una farmacia en Castrelo de Miño.

En las boticas más pequeñas ya casi ni se nota este desabastecimiento debido a que la crisis que sufre la farmacia rural trasciende de ese problema . "Aquí, al ser un pueblo muy pequeño no tenemos ese problema, hay poco movimiento", señala Susana Yáñez, desde Larouco. Reconoce que sí que tienen algún problema con "puntual" que hace "faena", pero son problemas "que se resuelven".   

La situación es bastante compleja y parece no tener fácil solución. "La gran razón de que estén faltando medicinas es que los precios sean excesivamente baratos. Tienen que hacer ajustes para que sean rentables y lleguen a España.". 

El modelo de reparto de las cooperativas es solidario, en el sentido de que distribuyen por igual lo poco que hay. "Si no hay algo en una farmacia, no lo hay casi con seguridad en ninguna otra, a nivel español, nos afecta a todos"., dice Jairo Álvarez. "Puede llegar a ser muy grave, pero por lo de ahora lo paliamos con medicaciones sustitutivas, que casi siempre hay. Aún están a tiempo de poder solucionar el problema, pero esto va a más y empieza a ser preocupante, pero repito, estamos a tiempo si se ajusta la política de precios", añade. Alberte , por su parte, explica que llevan ya dos años en esta situación, pero "el último ha sido terrible", tras recitar un listado de hasta 30 medicamentos habituales que actualmente no se enviaban. 

En cuanto al futuro de la farmacia rural, Alberte valora el paso dado por la Diputación con el acuerdo para dar apoyo:"Es bueno que las administraciones se den cuestan del problema". Se explica: "La viabilidad está comprometida con la bajada de los precios de los medicamentos, la despoblación o la autorización de farmacias en lugares con censos inflados". Además, recuerda el impuesto sobre beneficios que bajó la rentabilidad "al menos un 10%". 

Por último, Yáñez subraya que "si no ayudan un poco a estas farmacias y a los pueblos, desaparecemos porque no podemos mantenerlas, Aquí hay poca gente, nos quitaron el suministro a la residencia, por lo que desgraciadamente a la farmacia le queda un telediario". 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ourense/calvario-falta-farmacos-cumple-anos/20190518221747872706.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons