Imprimir

La campaña en segundo plano con el deseo de que te marquen con una cruz

La Región | 21 de Abril de 2019

Los candidatos al Senado coinciden en la necesidad de mejorarlo pero también en su importancia como se vio con el 155  

Se trata de una de las contadas ocasiones en la que todos desean que lo marquen con una cruz. La campaña al Senado se realiza en un segundo plano, pero los candidatos recurren a la pedagogía y se arman de paciencia para convencer al electorado de que además de votar a su formación política al Congreso no se olviden de marcar las tres casillas en la papeleta del Senado. Entre los aspirantes a representar a la provincia de Ourense existe consenso en la necesidad de mejorar esta cámara, pero también en su importancia de una cámara como se visibilizó con la aplicación del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía en Cataluña. 

Miguel Ángel Viso fue cabeza de lista del PP por Ourense en las últimas elecciones a la Cámara baja y ahora lo es a la alta. "Os medios céntranse máis nos candidatos ao Congreso, pero a aplicación do 155 fixo que o Senado tivese máis presenza mediática e se apreciase a súa importancia. Por iso no PP temos a ilusión de repetir a maioría porque pode ser fundamental". Es habitual que los populares consigan tres senadores por Ourense y el otro en disputa lo pesque el PSOE. 

El candidato socialista, Juan Carlos Francisco Rivera, cree que su formación se encuentra en un momento para invertir la tendencia: "Percibo al PP muy desgastado y falto de motivación incluso en Ourense, su zona cero. Mi sensación de campaña es que el PSOE está muy fuerte y que puede ganar en esta provincia por primera vez". Sobre la mala opinión generalizada del Senado en el que aspira a ocupar una silla, después de estar un par de años en el Parlamento de Galicia al sustituir a Laura Seara, coincide en que "parecía la Cámara a la que se iba a dormitar. Hay que darle el papel que prevé la Constitución y está por desarrollar". 

Con esa intención regresa a la caravana electoral un histórico como Ignacio Martín Amaro. Tras abandonar la militancia en el PP, ahora se ha alistado en las filas de Ciudadanos. No necesitará visita guiada si entra en el Senado, pues ya consiguió representación con AP en la segunda legislatura. "Sí, estuve entre el 82 y el 86 y me quedaron cosas por hacer para mejorarlo. En el año 82 conseguí 65.000 votos, como la población ha disminuido sobre 20%, puede que en esta ocasión logre unos 25.000 apoyos. Soy optimista y quiero entrar en la Comisión de Reglamento para incorporar a los presidentes de la comunidades autónomas y que se negocien allí los presupuestos. Esa es mi idea. 

Nuevo en estas lides electorales es el educador social Millán Brea, pero desde la candidatura de En Marea también muestra su esperanza para abrir las ventanas de una institución cuya media de edad suele ser "de 55 años". Él tiene 37, "e xa non son mozo para presentarme", y representa a una generación que pide paso para dejar su pegada en el presente con cambios que acaben modificando la historia. "Que ninguén se implique na campaña demostra que en 30 anos non se falou nada do Senado o por iso nós si a facemos. Onde están as propostas para Galicia dos outros, onde está a Carta Social Europea?". Millán Brea opina que es necesario que "se visibilice a importancia do Senado e entrar para cambialo. A representación ten que ser a través das eleccións autonómicas e non das xerais". 

Alfonso Ferreiro Outomuro, cabeza de lista de En Común-Unidas Podemos, coincide en la necesidad de hacer "pedagoxía" en la calle "porque é necesario entrar para cambialo. Aínda que haxa que tranformalo, a xente esquece que alí decídense cousas moi importantes en non só a aplicación do artigo 155 da Constitución. Apróbanse os tratados de libre comercio, o teito de gasto..." Ferreiro Outomuro analiza la primera semana de campaña con "optimismo. "A xente párase con nós, levamos unha marca recoñecible e creo que o fito que acadamos con David Bruzos de romper o bipartidismo podemos consolidado". 

Receptividad en el electorado también se ha encontrado en esta campaña Gloria Viana, candidata del BNG. "Pensei que a xente ía estar cansada logo de tantas eleccións, pero está con ganas, as mesmas que teño eu de que no Senado se fale de Ourense e de Galicia e non do 155". Gloria Viana trabaja de administrativa en una academia de oposiciones, el BNG le pidió que fuese en la lista "e onde haxa que representar a Ourense e a Galicia aí estaremos nós". 


El paso


Otro paso dio Cristina Bravo para encabezar la lista de Vox y abandonar el PP. "Me presento porque hay que dar el paso. Después de ayudar de interventora, como hice en el PP, me afilié de forma natural. Estamos muchos que no estábamos en primera línea y necesitamos a muchos más porque queremos que el cambio perdure". Su compromiso con los nuevos colores no admite discusión si se atiende a que los candidatos de Vox al Senado pagan de su bolsillo las papeletas con la cruz marcada en sus tres casillas. "Nuestra campaña es modesta, ahora mismo acabo de hablar con la imprenta para cerrar el precio". Cada uno con su cruz. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ourense/campana-segundo-plano-deseo-marquen-cruz/20190421081944867122.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons