Imprimir

Chicas Drone

Carla Reyes Uschinsky |

La Región | 11 de Febrero de 2015

Tays, Susana,Macarena y Andrea. Son las cuatro jóvenes que quedaron terceras en un concurso organizado por el emirato de Dubai denominado Drones for Good. Estas cuatro chicas han creado un drone específico para transporte de órganos y acortar así  al máximo los tiempos de transporte entre un hospital y otro. Lo que las universitarias llevaron a Dubai es un prototipo que por ahora podría transportar órganos pequeños pero que en el futuro podría ampliar sus capacidades además de aumentar su autonomía de vuelo.
Las cuatro estudian en la EUDI, la Escola Universitaria de Deseño Industrial de Ferrol.

Muchas son las razones por las que estas chicas merecen nuestro reconocimiento. Vamos por orden:
En primer lugar porque al elegir estudiar una carrera de índole técnica desafían las estadísticas que indican que las mujeres escasean en esas áreas del conocimiento. Esto no es baladí porque todos los expertos apuntan a que la creación de empleo de calidad y bien remunerado vendrá, mayoritariamente, de las carreras del ámbito técnico y tecnológico.

En segundo por que estas jóvenes crean, inventan y esas son las herramientas claves del desarrollo económico. El valor añadido de todas las economías es la capacidad de generar ideas.

En tercer lugar son chicas valientes y apuestan alto. Muchas veces nos recriminamos a nosotras mismas ponernos límites  y en este caso ellas deciden dar el paso al frente al presentarse con su proyecto a este concurso internacional y competir con los mejores del mundo.
Son un modelo a seguir para las miles de chicas que están acabando sus estudios secundarios y deben elegir una carrera. Su testimonio vale tal vez mucho más que las campañas de concienciación sobre igualdad que podamos concebir. Educar con el ejemplo sigue siendo mucho más rentable. Pero no sólo son un modelo a seguir para nuestras jóvenes aquí.
Este concurso está organizado por un país en en el que la Sharía manda, una monarquía islámica donde la mujer permanece sometida a las leyes religiosas. Por ello es posible que el ejemplo de las cuatro estudiantes gallegas cale también en la jóvenes árabes.
No han ganado el millón de dólares del primer premio. Para nosotros son ya unas campeonas. Ya han demostrado que tienen la materia prima para hacer grandes cosas. Enhorabuena.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/carla-reyes-uschinsky/chicas-drone/20150211083220521692.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons