Imprimir

Enrique León: “El contrabando en la raia era una actividad de pura subsistencia"

La Región | 14 de enero de 2020

Enrique León Calviño en una conferencia.
Enrique León Calviño en una conferencia.
Nombre: Enrique León Calviño
Fecha de nacimiento: 3 de agosto de 1944
Lugar de nacimiento: Verín 
Profesión: Comisario de Policía jubilado.

Las Jornadas de novela negra de Verín, que se celebrarán los próximos 24 y 25 de enero en el Auditorio municipal, tendrán entre sus ponentes a Enrique León Calviño, comisario de Policía jubilado, y uno de los personajes en los que se inspiró la exitosa serie Fariña. León Calviño hablará sobre el contrabando de tabaco y el tráfico de drogas en las Rías Baixas en la década de los 80, así como de su experiencia al frente de diversas operaciones después de aprobarse la primera Ley contra el contrabando de 1982.

El nombre de la conferencia que ofrecerá en Verín es “Do contrabando de tabaco ao tráfico de drogas", ¿en qué se va a centrar?
El próximo 26 de enero se cumplirán 50 años de mi llegada a Vilagarcía de Arousa. Yo venía de Barcelona a este pueblo, que era muy tranquilo. Poco a poco se fue incrementando allí el contrabando de tabaco que, en aquel momento, no era un delito y no tenía mucha importancia. Sin embargo, en el 82, se comenzó a penalizar. Ahí empezamos a luchar nosotros contra el contrabando. 

Pese a que se convirtió en un hecho delictivo, ¿socialmente el contrabando estaba mal visto en aquella época?
No, no se consideraba algo malo. Era como un "modus vivendi" más que tenían los ciudadanos del litoral de Galicia. No estaba mal visto. Sin embargo, las importantes cantidades de dinero que se sacaban del contrabando no se quedaban por aquí, sino que se enviaban a paraísos fiscales u otras zonas del país, más para los primeros. 

¿Qué diferencia había en el “modus operandi" de la zona de las Rías Baixas y el de la “raia"? 
No tenía nada que ver. En la "raia", entendida como la zona transfronteriza de la provincia de Ourense, más concretamente por Verín, se hacía contrabando de tabaco o de lingotes de cobre, pero aquello era por una auténtica necesidad. Había una insuficiencia económica y había mucha gente que lo necesitaba, era una manera de sostener a la familia. Las posibilidades económicas eran escasísimas. 

¿Y a nivel logístico? 
En el litoral se acercaban barcos nodriza hasta cerca de las costas españolas. Procuraban quedar fuera de las aguas territoriales para que no se les cogiese. El cargamento, que se pasaba a las planeadoras, se enviaba al resto de España en camiones, coches o en lo que fuera necesario. 

Las grandes cantidades de dinero que se sacaban del contrabando no se quedaban aquí".

El contrabandista presumía de coches y de casas impresionantes, eso ahora ya no se hace".

¿Y en la “raia"? 
Era mucho más manual, operativamente no tenía nada que ver. 

¿Cómo era el perfil del contrabandista? 
El contrabandista, como en aquel momento no estaba mal visto, presumía de coches y casas impresionantes. Eso ahora se acabó. El narcotraficante es todo lo contrario, procura pasar lo más desapercibido posible. 

Entiendo que el perfil de contrabandista en la “raia" también era diferente. 
Es que no tenía nada que ver. Era una actividad de auténtica subsistencia. Lo podía liderar un padre o una madre de familia, eso sí, hubo gente que también se hizo con mucho dinero en la "raia" ourensana como en Tui o La Guardia. 

¿Hubo algún momento duro en el ejercicio de su profesión? 
Hubo momentos puntuales que pensaba que podían ser peligrosos, pero me gustaban las operaciones de este tipo.n

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/monterrei/contrabando-raia-era-actividad-pura-subsistencia/20200114023040918923.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons