Imprimir

La crisis todavía mantiene su huella sobre la venta de pisos

La Región | 12 de septiembre de 2019

Las transacciones de este año están estancadas y se repiten los números del pasado ejercicio

La crisis inmobiliaria es un término utilizado para referirse al pasado en la mayoría de las provincias, salvo en Ourense, cuyos datos distan de reflejar un repunte significativo. Ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer los datos de venta de vivienda de julio, con un total de 131 operaciones formalizadas, apenas seis menos que la cifra de junio, pero son 29 menos que las vendidas en julio del año pasado.

Pero es en la perspectiva histórica donde se pueden sacar conclusiones más determinantes. Entre enero y julio del año pasado se vendieron en la provincia 1.034 viviendas, pero en idéntico periodo de este ejercicio la cifra se estanca en las 1.026.

Si la comparativa tiene una perspectiva mayor, la situación tampoco mejora. Desde el año 2011 la venta de viviendas se sitúa por debajo de las 2.000 anuales y la cifra no ha hecho más que seguir cayendo hasta el 2017, con 1.535 pisos transferidos, subiendo luego a 1.776 en el 2018. Para igualar las cifras del último ejercicio se tendrían que acelerar significativamente el ritmo de ventas.

Y es que aspectos como la despoblación o la falta de planeamiento en la ciudad son lastres para que el sector inmobiliario retome aliento.

Los datos que ayer dio a conocer el INE revelan también que el comprador opta mayoritariamente por la vivienda de segunda mano. Por ejemplo, en julio se comercializaron 84 viviendas usadas, mientras que nuevas fueron 46. El año pasado, de las 1.776 transmitidas, eran nuevas 445 y 1.331 de segunda mano.

El comprador debe acudir además al mercado libre ante la falta de promociones públicas en la provincia. De las 131 vendidas en julio, solo seis eran públicas. 

El contraste: en España suben las ventas casi un 4%

En el conjunto del mercado inmobiliario español la compraventa de viviendas subió en julio el 3,8 % respecto al mismo mes de 2018, hasta las 47.890 operaciones, el mayor volumen desde mayo de 2008, lo que refleja que este indicador retornó a la senda al alza que abandonó en junio (-9 %).

La venta de viviendas de nueva construcción se disparó en tasas interanuales el 12,1 %, hasta las 8.536 transacciones (el 17,8 % del total). Por su parte, el mercado de segunda mano subió el 2,1 %, hasta 39.354 transacciones (82,2 % del total). En junio había roto con una racha de 14 meses consecutivos en positivo. Respecto a junio, la compraventa de casas en toda España repuntó el 16,9 %, confirmando así una tendencia positiva en la evolución del mercado.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/crisis-todavia-mantiene-huella-venta-pisos/20190912222352893318.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons