Imprimir

El desayuno más multicolor de la provincia

La Región | 04 de agosto de 2018

Julio Alén Montes no dudó en ponerse el delantal y servir los cereales en Alento Bakery Coffee.
Julio Alén Montes no dudó en ponerse el delantal y servir los cereales en Alento Bakery Coffee.

Renovarse o morir es la filosofía de Panalén, una empresa familiar con 50 años de experiencia que, para acercarse a los más jóvenes, acaba de sumarse a la moda de los locales especializados en cereales que nació en Londres en 2014.

El desayuno es la comida más importante del día y, si es con un arco iris de cereales, mucho mejor. Eso es lo que opina la incipiente clientela del Alento Bakery Coffee,un establecimiento celanovés que, desde la semana pasada, ofrece 56 variedades diferentes de cereales importados para tomar con leche de colores, en yogurt o, aprovechando estas tarde calurosas, con un rico helado.

La moda de los bares de cereales, que surgió en Londres en 2014, llega a Ourense a través de la villa de San Rosendo (hay algún local en A Coruña). La curiosidad de saber qué había detrás de una larga cola para entrar en un local madrileño fue el origen de la estantería multicolor que preside una de las paredes del establecimiento ubicado en la avenida Francisco González Rey, uno de los cinco (tres en Celanova, uno en Ramirás y otro en A Valenzá), que dirige Julio Alén Montes. "Nos pobos hai que gañar o soldo, facer cousas vivas, buscar novidades e, no mes de maio dando unha volta por Madrid, descubrín un local destes e gustoume a idea e o ambiente, moitos mozos", reconoce este empresario con una treintena de trabajadores, quien rápidamente pensó en trasladar la propuesta a la villa de San Rosendo. "Os mozos son unha clientela que estaba case abandoada, non teñen onde ir. Queremos darlle outra opción", reconoce y, a la vista de cómo bajan las cajas, están respondiendo bien.

En la estantería están los Kellogg's de toda la vida y también los Lucky Charmes, cereales con crema de cacahuete, canela, frutos secos, cítricos, frutas tropicales o del bosque, sin olvidar los chocolates. "Tamén temos mini-galletas, as oreo, e como non, as nubes que tanto vemos nas series e películas americanas!", matizaba Alén Montes, quien apunta que además del público infantil y juvenil, "temos cereais biosaudables, con fibra, baixos en azucre ou aptos para celíacos".


Curiosidad


En plena sesión fotográfica, son varios los clientes que se interesan por esta nueva oferta local que amenazan con probar con la familia el fin de semana. "Es un local muy interesante, original. Ayer vi a unos niños y me picó la curiosidad. Yo vengo a tomar un café solo todos los días, así que ¡claro que lo voy a probar!", comentaba una clienta, Marta Domínguez.

La iniciativa, "na parte humana é unha grande satisfacción", asegura Julio Alén, porque les permite "ofrecer aos clientes o último e o mellor, sen restar calidade". Una fórmula que les ha permitido crecer desde que, hace 50 años, su padre montó la panadería en Vilavidal. "Empezou coa panadería, logo introducimos a pastelería e, fai tres anos os xeados artesáns, aquí case fomos dos primeiros", relataba. La presencia de veraneantes, procedentes de Madrid, País Vasco, Cataluña, incluso de centroeuropa o de Estados Unidos, promete hacer de este un local de moda este verano. "O que me gustaría é ver a avós e netos almorzando xuntos como vin en Madrid, que a familia se xunte", concluía Alén.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/celanova/desayuno-mas-multicolor-provincia/20180804091329813953.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons