Imprimir

“Fochancas", capítulo mil

La Región | 06 de febrero de 2020

Los socavones y el barro anegan los paseos a ambas orillas del Miño. Los ourensanos sortean los obstáculos en varios puntos, más de un mes después de las inundaciones que destrozaron la ruta termal

Los hoyos o socavones que el temporal de diciembre dejó en los paseos de la ribera del Miño siguen ahí. Incluso las lluvias intensas de los últimos meses del año anegaron anteriormente varios tramos de la ruta, que parece que no se recupera del peor año para el termalismo. Ni el sol radiante de la jornada de este miércoles invitó a los ourensanos a salir a pasear o a correr por el entorno, uno de los atractivos turísticos de la ciudad: su ruta verde y termal. Los paseantes y corredores se ven obligados a sortear los baches en varios puntos de la ruta , la mayoría son un auténtico lodazal. "Ao final chegas á casa cheo de merda", dice más gráficamente uno de los usuarios, Anxo Gómez. Los tropiezos también son frecuentes.

"Antes solía traer a mi madre a pasear un poco, desde el Romano hasta la Chavasqueira. Es mayor y con estos charcos no puedo meterla por aquí ni aunque sea un trayecto pequeño", apunta otra paseante en el margen que empieza bajo el Puente Romano.

"Prefiero coger el coche e ir hasta Velle, hay bastante gente que vamos a correr por la zona del embalse. En Ourense con nada que llueve ya se pone todo el paseo lleno de barro", cuenta otro usuario

 

El panorama en los principales puntos termales es desolador: los destrozos del temporal paralizan la actividad en una zona en la que, con el primer rayo de sol del invierno, los ourensanos se animaban a darse el primer baño o incluso tomar el sol en el césped. Por el camino también se observan los destrozos en las pasarelas de madera o en la señalización. 

Las "fochancas" se han convertido casi en un animal mitológico más que habita en las riberas del Miño. Es el enésimo capítulo de un atractivo turístico inutilizado.

La asociación de vecinos A Chavasqueira denuncia el "desinterés" del Concello de Ourense para "que la zona termal mejore". Citan que "las termas de A Chavasqueira, un año después, siguen igual, fuera de servicio y sin visos de iniciar ninguna construcción". En cuanto a los daños de las inundaciones, recuerdan que "pasa todos los años y las termas quedan sin utilizar".

Quejas vecinales

"Los números del Concello para termalismo son impresionantes. El presupuesto no le da ni para arreglar los destrozos de la última inundación. Triste para los ciudadanos y para los que nos visitan", critican los vecinos. Denuncian que "se gasta más en promocionar el termalismo que en invertir en un a zona termal decente, limpia, con servicios para los usuarios. No hay vestuarios, ni cafeterías...". 

La asociación vecinal de A Chavasqueira propone al gobierno local que destine para la partida de inversión "un total de dos m illones de euros, durante los próximos cuatro años, así se tendrá un presupuesto de 10.000.000 para poner la ciudad termal en marcha". 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/fochancas-capitulo-mil/20200206075839923570.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons