Imprimir

“El monasterio generó un urbanismo muy 
concreto en la villa"

La Región | 19 de noviembre de 2014

Xabier Limia es el director del curso que la Uned organiza en Celanova (JOSÉ PAZ)
Xabier Limia es el director del curso que la Uned organiza en Celanova (JOSÉ PAZ)

Xabier Limia Gardón, profesor-tutor de Historia del Arte en la Uned

Alumnos de la Uned, técnicos de turismo, amantes de las artes y la historia, propietarios de casas de turismo rural y vecinos en general están llamados a participar en el curso "Patrimonio religioso como recurso turístico: el exMonasterio benedictino de Celanova" que los días 21 y 22 de noviembre la Uned llevará a cabo en Celanova. Su director, Xabier Limia Gardón, analiza los objetivos del curso y avanza algunas claves del mismo.

¿Cómo surgió la idea del curso?

Desde hace unos años, la Uned organiza cursos de fin de semana que, con una temática específica, trata de abrirse a la sociedad. Siguiendo esta línea, y tras un primer curso sobre la catedral, hace unos meses planteé la posibilidad de desarrollar un taller similar en Celanova. A la vista está que el patrimonio religioso local bien merecería la pena hacer un planteamiento más amplio, pero es importante porque es la primera vez que la Uned pone el foco en Celanova.

¿Por qué en Celanova?

Celanova es uno de los lugares con más actividad, más especiales de la geografía gallega, que trabaja el turismo y es merecedora de los esfuerzos de todos. Y se trata de eso, de sumar esfuerzos. Desde mi área docente y con independencia del partido del poder, para consensuar, visibilizar, potenciar este patrimonio artístico y sentirse orgulloso de las raíces materiales e inmateriales de este municipio. Los poderes públicos deberían mirar más hacia Celanova, para mejorar el planteamiento turístico y sus diferentes ramas como la oferta gastronómica, hospedaje, sacar productos de merchandising... y, reitero, poner el foco en el Monasterio. Porque ya no ostenta el poder de antaño, pero sigue manteniendo el poder civil y eclesiástico, además de un instituto.

¿Qué se encontrará el alumnado que participe en la actividad de la Uned?

He buscado perfiles complementarios que analicen el monasterio y sus recursos turísticos. Por un lado el canónigo archivero Miguel Ángel González hablará sobre la iglesia benedictina y sus claustros monasteriales; mientras que el doctor en Historia del Arte y de la Música, Manuel Rey, centrará su ponencia en la música benedictina. Por mi parte, pondré el acento en el oratorio de San Rosendo (capilla de San Miguel) y la presencia mozárabe en la ruta jacobea y , algo muy contemporáneo, las obras de arte de José Antonio Ocaña Martínez en el antiguo torreón de la abadía. La programación se completa el sábado con una visita al conjunto monacal, las calles y plazas de la villa para ver cómo surgió Celanova, como parte del Monasterio y, aunque ahora ya mira hacia otros lados, como el Monasterio ha generado un urbanismo muy concreto en la villa.

¿Habrá una segunda edición?

Espero que sí. Mi propuesta es crear más encuentros como éste y para eso hay que conseguir aunar voluntades. El arte es una gran herramienta para el turismo. Y el turismo mueve dinero y la gente que se mueve por él sabe que hay que pagar para utilizar los aseos, comprar bocadillos, agua y hasta por una explicación sobre un conocimiento específico. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/celanova/monasterio-genero-urbanismo-muy-concreto-villa/20141119074331505196.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons