Imprimir

NBA: estrellas millonarias y discriminadas

Daniel Montero | 22 de junio de 2020

El jugador estadounidense de la NBA Kyrie Irving, durante un partido de la temporada.
El jugador estadounidense de la NBA Kyrie Irving, durante un partido de la temporada.
Aunque sea Estados Unidos el primer y único país del mundo occidental y capitalista que tuvo a un presidente negro elegido democráticamente (¿imaginan a un gitano como presidente de España?); resulta que esta raza está allí discriminada.

Aunque en 2019 los negros muertos por acción policial fueron el 24 por ciento y los blancos casi el 37 del total. Aunque el FBI registró en 2018 que los homicidios de negros fueron causados en su 89% por otros negros. Aunque sea Estados Unidos el primer y único país del mundo occidental y capitalista que tuvo a un presidente negro elegido democráticamente (¿imaginan a un gitano como presidente de España?); resulta que esta raza está allí discriminada.

Por tal motivo se organizaron manifestaciones por todo el mundo. Aplaudidas por muchos de quienes antes censuraban cualquier congregación de gente, por temor al Covid-19.

Escarben un poco más y extraigan sus conclusiones sobre este movimiento, al que se apunta cualquier club, marca o entidad deportiva, so riesgo de que le acusen de "racista".

Muchos deportistas profesionales se han sumado al carro, sea por convicción o interés. Entre los más activos destaca el vicepresidente del sindicato de jugadores de la NBA de baloncesto, Kyrie Irving.

Irving, virtuoso base del Brooklyn Nets, pretende que sus compañeros se nieguen a terminar la temporada. Amenaza con crear "una liga independiente" y protesta por una discriminación que "alcanza hasta a los propietarios de clubes" entre los que se cuentan pocos de raza negra.

Ironías de la vida, la trayectoria de Irving sólo revaloriza el sistema deportivo y de oportunidades de Estados Unidos, capaz de hacer millonario a un talentoso y joven atleta. 

Si Irving quiere más propietarios de equipos negros, puede dar ejemplo e invertir los 164 millones de dólares de su último contrato en alguna franquicia. No es mal sueldo para un tipo tan "discriminado".

¿Y qué pasa en China? Todos bien, gracias

El mundo parece pendiente de cada arresto policial en Estados Unidos. ¿Y qué tal China? "Todos bien por aquí, gracias", que dirían desde el Partido Comunista.

Es un hecho, reconocido por el gobierno asiático, que el Covid 19 se originó allí. Nada sabemos sobre las consecuencias del primer brote de Wuhan. Nada sabemos del segundo, en Pekín. La censura oficial, el gigantesco 'Gran Hermano' impuesto por el Partido durante décadas, impide y acalla cualquier información independiente.

Una situación que a nadie parece importar. No hay exigencias ni manifestaciones ante las embajadas ni gestos a favor de las minorías. Olvidamos que,  gracias a la globalización, lo sucedido en un punto del mapa, afecta en breve tiempo al todo el planeta.

Ese hermetismo propició todo tipo de teorías, a cada cual más descabellada, sobre el origen y desarrollo del virus.

Algunos aseguran que éste se creó en un laboratorio chino y que se propagó, bien "por accidente" o de forma "intencionada".

Entre los segundos se encuentra Hao Haidong, exfutbolista chino afincado en España. Haidong es el máximo goleador de la selección y un ídolo nacional hasta su retirada. Sus opiniones sobre la gestión de virus y su posición favorable al opositor Guo Wengui lo han borrado de los medios oficiales y la memoria de los chinos.

hao_resultado

Haidong acusa a su gobierno de actuar como una "organización terrorista" y favorecer la expansión del virus. Declaraciones que deben ponerse en cuarentena, porque tampoco aporta datos irrefutables y su causa tiene conexiones próximas a Donald Trump.

Conociendo la sangrienta historia de China y su Partido Comunista, tampoco seria una sorpresa.

James, acorralado por sus palabras

Algunos deportistas, mejor o peor aconsejados, deciden manifestar sus ideas políticas y sociales aprovechando la repercusión de sus declaraciones, mejor o peor argumentadas. Una actitud que no pocas veces les perjudican cuando afloran sus contradiciones. Véase el caso de Pep Guardiola, clamando por la "opresión" española sobre la nación catalana e ignorando a Qatar o Emiratos, países oprimidos por los jeques que sufragan sus contratos futbolísticos. Un caso similar le estalló recientemente en las narices al jugador de baloncesto NBA Lebron James, partidario de las manifestaciones contra la "brutalidad y el racismo policial" en su país. Algunos de sus fans de Hong Kong le pidieron la misma contundencia contra el gobierno chino. Pero he aquí que la estrella NBA, con ingresos anuales de 90 millones de dólares (según Forbes) no ha dicho ni pío. Quizá piensa, como Jordan con los republicanos, que "los chinos también compran zapatillas". Muchas. En Hong Kong le llaman "hipócrita". Parece que las "chinese lives matter" no importan.

Dios salve a Sir Ian Holm

La semana pasada falleció uno de los actores más icónicos del cine reciente. El británico Ian Holm era mundialmente conocido por su interpretación como Bilbo Bolsón en la saga de 'El señor de los anillos'. Ya atesoraba una amplia carrera en el teatro y en el cine: 'Alien', 'El quinto elemento' o la magnífica 'Carros de Fuego', donde su papel como entrenador de atletismo recibió varios premios y una nominación al Oscar. Comendador de la Orden del Imperio Británico, sir Ian Holm murió plácidamente en su casa (sí, en la Comarca).

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/deportes/nba-estrellas-millonarias-discriminadas/20200621223326954440.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons