Imprimir

Pandemia y crisis en el Concello, los principales problemas de la ciudad

Pablo Galán | 16 de noviembre de 2020

Foto: José Paz
Los ourensanos rechazan la gestión de Jácome como alcalde: ocho de cada diez ourensanos la consideran mala o muy mala

El mayúsculo enredo político que vive el Concello de Ourense desde finales de agosto, con el alcalde Gonzalo Pérez Jácome señalado por sus propios compañeros de partido y poco después plantado por sus socios de gobierno del PP, ha conseguido que esta crisis municipal sea para los vecinos de la ciudad de As Burgas un problema casi al nivel que la pandemia del coronavirus, que desde principios de este año trae de cabeza a todo el planeta por sus devastadores efectos.

Es una de las conclusiones del trabajo demoscópico elaborado por la empresa Infortécnica para La Región, que si en su primera entrega reflejaba que la mayoría de la ciudadanía entiende que Jácome debe dar un paso a un lado y dimitir, en este nuevo capítulo deja claro el descontento con el trabajo que está realizando al frente del consistorio el líder de Democracia Ourensana.

Descontento generalizado

Ocho de cada 10 vecinos de la ciudad de As Burgas puntúan con un rotundo suspenso la gestión del regidor. El 56,6% de los vecinos califican que el trabajo que está llevando a cabo como muy malo, mientras que el 23,4% lo ve malo.  Jácome convence algo más al 11,7% de la población, calificando la gestión de regular mientras que el 7,8% la ve buena y apenas el 0,5% le aplica la máxima nota posible.

2

La valoración es muy similar en el análisis del conjunto del gobierno municipal, con un 46,5% que ve su gestión muy mala, un 31% que la considera mala, un 13,6% que opina que es regular, un 8,4% que está satisfecho y un 0,6% que la tilda de excelente.

Preocupaciones

Con la falta de confianza en el actual alcalde de la ciudad latente, eso se traslada a los hogares, percibiendo este desgobierno como el segundo problema más importante que tiene la ciudad, con un 18,4% en una escala que encabeza, con un 20,5% la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, como el confinamiento y las restricciones en la vida social y en el tejido socioeconómico.

1

La crisis institucional es, por tanto, para los ourensanos un problema más importante que el desempleo (14,9%) o la situación económica (9,5%). Otras preocupaciones que rondan por la cabeza de los ciudadanos son la limpieza del municipio (6%), la política en general (5,3%) o el deterioro de las calles y parques y jardines (4,4 y 4,2%). Completan el abanico de preocupaciones el tráfico (3,3%) o las carreteras en mal estado (2,8%). 

Los ourensanos suspenden el trabajo de todas las áreas del gobierno local

Si en el global de la gestión, el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y su gobierno salen muy mal parados al ser rechazada por la mayor parte de la ciudadanía, yendo al detalle la cosa no mejora, al no alcanzar ninguna de las áreas municipales el aprobado por el trabajo que se está realizando bajo el mando del regidor, que acaba de cumplir este fin de semana 17 meses con el bastón de mando.

Las notas otorgadas por los vecinos oscilan entre el 2,8 ym 3,5 en una escala del 0 al 10. Los departamentos mejor valorados por la ciudadanía son los de sanidad y asistencia social –una de las principales preocupaciones en estos tiempos–, que reciben una nota del 3,5, y la de educación y cultura, con una décima menos.

Peor valoración

Por su parte, se sitúan con una valoración del 3,1 las materias de deporte, medio ambiente, seguridad e infraestructuras y obras públicas. Precisamente, Jácome ha sido desde que comenzó el mandato el alcalde que menos obra pública licitó en las ciudades gallegas.

Las áreas que reciben una nota más baja por la gestión del alcalde ourensano son las de limpieza, economía y urbanismo, que se quedan en un 2,8. En materia urbanística,  por ejemplo, Ourense continúa pendiente del nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), documento que quedó encauzado hace meses pero que sigue sin ser desbloqueado. Lo mismo pasa en la limpieza, sin nueva concesión o contenedores. 

Suspenso al papel del ayuntamiento en esta crisis

En un momento complicado por la pandemia del coronavirus, que está suponiendo un vuelco al modelo socieconómico, los ourensanos no están nada satisfechos con el papel que está jugando el Concello para ayudar a los vecinos a superar este difícil trance.

3

Así, cerca de la mitad de la población (46,5%) considera que desde el Ayuntamiento liderado por Jácome no se ha hecho nada para afrontar esta crisis, mientras que un 31% entiende que hay muy pocas medidas encaminadas a aliviar la situación.

Por el contrario, para un 13,6% de la ciudadanía, el Concello está haciendo lo suficiente para salir del paso, mientras que solo un 8,4% ve que se esté haciendo mucho.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/pandemia-crisis-concello-principales-problemas-ciudad/20201115214108985445.html


© 2021 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons