Imprimir

El Peroxa llega a los 1.000 en Primera

La Región | 04 de mayo de 2019

Varios jugadores y entrenadores del Peroxa posan con la camiseta del club y con los trofeos de campeón de Liga (ANDRÉS CACHALVITE).
Varios jugadores y entrenadores del Peroxa posan con la camiseta del club y con los trofeos de campeón de Liga (ANDRÉS CACHALVITE).

Jugadores y entrenadores históricos del club rojillo hacen memoria el día anterior a celebrar una fecha histórica

Francelos y Peroxa se enfrentan este sábado en el campo de A Valboa (17:30 horas) en el único partido adelantado de la jornada. Un encuentro más en la temporada, pero una cita histórica para el fútbol provincial. El Peroxa sopla velas, hoy se convierte en el primer equipo en la historia capaz de cumplir 1.000 partidos en la máxima categoría ourensana.

El bautismo del Peroxa, en la entonces denominada Primera Regional, se produjo el 30 de agosto de 1987. Empate a dos goles en el campo del Velle.

Casi 32 años después, el entonces entrenador Romerito, que había sido el artífice del ascenso a Primera Galicia, echa la vista atrás. Recuerda que en aquel estreno su lateral derecho Claudio marcaba uno de los goles "al rematar por la izquierda un centro al primer palo". En la segunda jornada, goleaban 4-0 al Monterrei logrando la primera de sus actuales 464 victorias.

El propio Claudio, llegó al club en campaña 1985-86 y permanenció 14 temporadas. Entre sus anécdotas, rememoraba lo ocurrido el día del partido ante el San Cristóbal: "No me daba levantado. La  noche anterior había sido la boda de mi hermano y vinieron a buscarme para sacarme de la cama. Fui todo el camino vomitando y me quedé en el vestuario durante el primer tiempo. Perdíamos 0-1, salí a jugar en la segunda parte donde marqué un gol, di una asistencia y ganamos 3-1".

De los 999 partidos jugados por el Peroxa en casa, ganó 277, empató 117 y perdió 105, mientras que a domicilio obtuvo 187 triunfos, 120 empates y 192 derrotas.


Insultos a domicilio


El portero Tino, presente en las cuatro finales de Copa, fue decisivo en aquella tanda de penaltis ante el Pabellón: "Se me daba bastante bien, pero también perdimos otras dos de la misma manera".

El espigado meta, que parecía tocar con su cabeza el larguero, recuerda que "la gente no nos trataba muy bien y muchas veces, por nuestro pasado en CD Ourense, nos llamaban mercenarios y otras cosas, especialmente cuando íbamos al campo del Viana".

El extécnico Andrés Doval, que había defendido los colores rojos como jugador, fue titular en el partido 100, donde derrotaron 1-4 al  Maceda, y entrenó al equipo en el encuentro 400, donde perdieron 2-0 ante el Barco: "Fueron años muy buenos.Nos juntamos un grupo de jugadores que en aquel momento estábamos muy bien".

Otro de los referentes del Peroxa, ha sido el delantero Lentini, con dos décadas a sus espaldas. Aunque la memoria lo traiciona, no olvida que "con apenas 19 años celebré demasiado la última Copa y más tarde también el ascenso. Este club es parte de mi vida y aunque ahora estoy un poco desvinculado por temas personales, me sigo sintiendo rojo".

Uno de los capitanes de este equipo fue Marcos Vázquez que, estando en la "mili", aterrizó en 1997 en O Marco, un campo al que acudió a su inauguración dos años antes con el Atlético Ourense: "El saque de honor lo realizó el padre de Julio Iglesias y el trofeo que ganamos de aquel partido me lo entregó el actual alcalde Manuel Seoane".

El 21 de noviembre de 1992 llegaría el partido número 200, superando 0-1 al Polígono y tres años más tarde el 300, con derrota 4-3 ante el Cea.

Sin duda que para Toño González, actual coordinador de la base, su día más glorioso fue conquistar la quinta liga. Fue en 2008: "Sobre todo me quedo con las amistades que haces y con una afición que sigue apoyando a este equipo en cada partido". Antes de ser titular indiscutible, José Manuel Vázquez, "Pixo", que disputó el partido 500 ante el Cea (2-3) recordaba que, entrenado por Antonio Dacosta, se negó a calentar a falta de tres minutos para acabar un partido: "En el entrenamiento siguiente tuvimos unas palabras y a partir de ahí fue una relacion muy buena. El Peroxa fue el último club donde jugué. Cuando vivía en Madrid, viajaba todos los fines de semana para jugar y nunca me arrepentí".

Ha pasado mucho tiempo, pero José Manuel Cudeiro, "Lixi", sigue siendo un incondicional del Peroxa, ahora desde la grada: "He jugado 14 temporadas, en las cuales me tocó vivir una época dorada". El aguerrido lateral recuera cuando Vila lo mandó a marcar a Camba, del Viana: "En el minuto 20 del segundo tiempo lo cambiaron, pero como estaba tan centrado en mi misión, me fui con él. Mi compañero Lino me dijo: "Déjalo ya, no ves que lo han cambiado (risas)". Si de algo no se puede olvidar el actual delantero Álex Castro es de lo vivido en el vestuario antiguo del campo de O Marco: "Cuando entrábamos nos causaba gracia ver a gente como Pixo, Litmanen o Loren, que estuvo en la seleccion española, untándose con "radio salil". Ahora somos nosotros los que lo hacemos".


El incombustible Moncho


El lateral José Ramón Fernández, "Moncho" sigue siendo el buque insignia y sin duda el jugador con más presencias vistiendo la camiseta del Peroxa. Participó en el partido 600, con empate a un gol ante el Carballiño; en el 700, con derrota 2-1 en Ramirás y en el 800 y 900, con sendos empates ante el Maside (0-0) y Polígono (2-2). Esta tarde, en Francelos, el técnico Miguel Carballo le dará minutos para engrosar su historial.

Llegó a este club en la temporada 2002-03 y jamás abandonó el barco, incluso en su peor momento, cuando descendieron hace seis años a la Segunda Galicia: "Me parece increíble que hayan pasado 17 años desde que me fichó el Peroxa. De no tener nada que ver con el pueblo a prácticamente a pertenecer al Concello. De hecho, mucha gente me asocia al pueblo, pero yo nací en Cudeiro y toda mi familia viene de la zona de Piñor de Cea".

Este viernes, todos estos partícipes de la vida fútbolística del club se volvieron a reunir en un campo de O Marco, que muchos de ellos conocieron de tierra, pero ahora modernizado con hierba artificial e incluso ampliado con una nueva grada. La próxima semana, el club organiza una xuntanza para conmemorar una cita que ya es historia de nuestro fútbol. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local/peroxa-llega-1000-primera/20190504100308869666.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons