Imprimir

Los políticos son animales

Víctor González |

La Región | 16 de febrero de 2020

Bueno, todos somos animales. Mamíferos, aves, insectos... Y entre los mamíferos hay desde marsupiales y cetáceos hasta primates como gorilas, o humanos como nosotros. No creo que nadie se moleste porque lo llamen animal. Yo soy un animal y no me molesta que se diga.

Ustedes no lo sabrán pero a mí muchas personas desde hace años por circunstancias que no voy a explicar aquí me consideran un escritor de cuentos infantiles. Y además me consideran un escritor de cuentos infantiles ¡de los buenos! Algo sorprendente ya que no he escrito un cuento infantil en mi vida que yo sepa. Quizá este sea el primero.

Los políticos son animales. Animalitos. Lean y lo entenderán. Iré por orden de derecha a izquierda. Va.

Espinosa de los Monteros es un osito panda. Tiene la cara bicolor sonriente y bobalicona de un panda y su mismo físico gordecho. Y como un panda, a pesar de su aspecto acariciable es muy peligroso. No se acerquen a él.

Santiago Abascal es un quebrantahuesos o buitre barbado. Una ave rapaz de nariz aquilina que a duras penas, está en extinción, sobrevive en el Pirineo Aragonés o los Picos de Europa. Y como su propio nombre indica... se alimenta de huesos.

Ortega Smith a pesar de ese apellido inglés es un animal originario de Nueva Zelanda. Un demonio de Tasmania malencarado, gruñón y amenazador que siempre está chillando, enseñando los dientes y con ganas de bronca. Ni Frank de la Jungla puede con él.

Rocío Monasterio no sé qué es. Quizá un pangolín pero tendré que estudiarlo más a fondo.

Pablo Casado es un bonobo. Examinen una foto suya con atención. Con esos ojillos y esa sonrisa amistosa en plan "yo soy bueno", en cuanto lo dejas a solas te roba el plátano y se va tan feliz a comérselo a un árbol.

Cayetana Álvarez de Toledo es un caso especial. Detrás de sus gestos elegantes, pausados y esa voz seductora se esconde una mantis religiosa. Ni se les ocurra subirse a su espalda.

Pedro Sánchez, nuestro gran timonel actual, es un camaleón. ¿O no han visto cómo cambia de color según en qué rama se ponga? ¿Y qué me dicen de como mira a un lado y a otro con sus ojos indiferentes que pueden ver a izquierda y derecha al mismo tiempo? Casi asusta.

Pablo Iglesias es un koala que con los últimos incendios de Australia lo está pasando fatal, el pobre. Necesita un abrazo cariñoso y unos brotes tiernos de eucalipto ya.

Alberto Garzón es un bradypus, un simpático animal sudamericano también llamado perezoso de tres dedos. Es indistinguible de un liquen porque nunca se mueve.

Por último Quim Torra, aclarémoslo, no es un animal de nuestro planeta. Es una bacteria que trajo sin querer Ellen Ripley a la tierra en la nave Nostromo desde el espacio exterior.

¡Dios, qué grande era Félix Rodríguez de la Fuente! Casi todo lo que sé lo aprendí de él.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/opinion/victor-gonzalez/politicos-son-animales/20200215231746925692.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons