Imprimir

Los residentes de las nuevas peatonales: “Estamos hartos"

La Región | 01 de junio de 2019

La calle Xaquín Lorenzo Xocas, peatonal desde hace nueve meses (MIGUEL ÁNGEL).
La calle Xaquín Lorenzo Xocas, peatonal desde hace nueve meses (MIGUEL ÁNGEL).

Vecinos de Xaquín Lorenzo: "No tenemos garaje y nos multan por parar enfrente de casa, sin solución"

A las calles Xaquín Lorenzo Xocas y el tramo de Cardenal Quevedo que va hasta la avenida de La Habana, peatonales desde hace nueve meses, les crecen los enanos. La escasa señalización–un letrero a la entrada y maceteros para disuadir el aparcamiento que no convencen–es una de las causas por las que las multas son constantes en esta zona. Hay comercios que han cerrado en los últimos meses, cuando una de las ideas de esta medida era revitalizar la zona y convertirla en un gran bulevar. Ahora, los vecinos y negocios que no tienen aparcamiento en estas calles–el acceso está permitido para garajes y carga y descarga–, se quejan de multas constantes y piden una tarjeta de residente como sucede en el Casco Viejo o en la céntrica calle del Paseo.

"Estamos desquiciados. ¿Qué bulevar es este? Esto es un cachondeo. He sido multado con 200 euros por parar en frente de casa y recurrí la multa y nada. En la Policía Local me dijeron que cada vez que tenga que parar frente a mi casa, tengo que llamar para avisar. Osea, poner el manos libres o parar el coche, arriesgarme a que me multen también por eso y andar llamando todas las veces que tenga que pasar. Tengo niños, mascotas...Necesitamos una tarjeta de residente", explica V.D. Es vecino del número 3 de la calle Xaquín Lorenzo "Xocas", un edificio de seis pisos con dos viviendas en cada planta. Viven familias con niños y mayores a su cargo que, en la rutina diaria, tienen que parar en frente de casa en varias ocasiones. Cecilia, otra vecina, lleva dos multas, cada una de 200 euros. Dice que desde la Policía Local le han dado la misma solución: "Que llame cada vez que voy a pasar. Y si tengo que pasar diez veces al día, ¿qué? No tengo porqué estar llamando".

Fátima, otra vecina del número 3 de Xaquín Lorenzo Xocas, dice que con unos bolardos sería suficiente. Hasta hace poco tiempo tenía que bajar a su madre en silla de ruedas, lo que requiere que pare el coche un momento en frente de casa. "Antes tenía que subir y bajar con la silla. De momento nunca me han multado. Pero da rabia ver que esto está lleno de coches sábados y domingos y los que tenemos que parar un momento nos pase esto. Es injusto que no nos pongan una tarjeta de residentes o unos bolardos".

Hortensio, responsable del único bar que hay en esta calle, también está afectado. "Esto es una calle peatonal sin sentido desde el principio", comenta. Aunque no tiene problema cuando le llega mercancía porque se permite el carga y descarga, a veces tiene que llevar compras u otros recados para la cafetería, por lo que solicita una tarjeta de uso "como las que tendrán en Vinos".

La última medida del Concello de Ourense para mejorar la peatonalización fue la colocación de once jardineras nuevas en la parte peatonalizada de la calle Cardenal Quevedo. Son elementos decorativos a ambos lados de la vía que pretenden humanizar el entorno, además de evitar los aparcamientos. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/residentes-nuevas-peatonales-estamos-hartos/20190601090349875065.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons