Imprimir

Restricciones de agua en Loiro al ser detectado arsénico en su depósito

Redacción | 30 de julio de 2015

Un vecino de Loiro, utilizando una de las fuentes del pueblo.
Un vecino de Loiro, utilizando una de las fuentes del pueblo.

El pueblo de Barbadás se abastecerá con un bombeo desde Bentraces 

Los vecinos de la parroquia de Loiro, situada en el Concello de Barbadás, no pueden utilizar el agua de su depósito para su ingesta. El motivo de esta situación es la presencia de altos niveles de arsénico, concretamente cinco veces por encima de la tasa máxima permitida por la legislación actual; o lo que es lo mismo, 50 miligramos por litro. Una situación similar a la que padecieron vecinos de un pueblo de Cenlle.

La presencia de esta sustancia tóxica en las aguas de las que se suministra la población del núcleo, y que podría saldarse con el envenenamiento de quien la ingiera en grandes dosis, ha obligado a la Consellería de Sanidade a demandar al Concello prestar servicio de abastecimiento de agua con garantías sanitarias. Para ello la Consistorial de Barbadás ha puesto en marcha un sistema de bombeo desde Bentraces, que traslada hasta Loiro agua potable. Pero el problema no ha cesado. "A orixe do arsénico é evidente que está na captación, non xorde por xeración espontánea, senón que provén da terra e das rocas", explica el alcalde, Xosé Carlos Valcárcel.

La generación de este elemento químico contaminante en el propio depósito de Loiro provoca que el agua traída desde la red pública de Bentraces tampoco sea apta para el consumo humano. En esta línea "de pouco vale que a agua veña doutro sitio se o problema radica no lugar de almacenamento e surxencia en Loiro", añade Valcárcel.

La situación obligó al regidor municipal a convocar una asamblea vecinal que se celebró el martes en la que se trataría el futuro del abastecimiento de agua en el pueblo. En la reunión, según explicó, "houbo unha clara división entre os veciños", los que están a favor de seguir utilizando el agua -a pensar de las condiciones- insistiendo en que así no pagan por el servicio y los que votan por el suministro de agua del abastecimiento público, con la tasa correspondiente.

Así, Valcárcel Doval insistió en que "solución non hai máis que unha, que é a de abastecer ós usuarios da agua do Concello por un sistema de bombeo dende outro punto". Para ello, apuntó que "trataremos de chegar a certos beneficios para os veciños de Loiro". Según el regidor, el problema estará resuelto a principios de la semana que viene "para o que traballaremos duro na limpeza e desinfección do depósito".

Por último, Valcárcel destacó que "o problema xa ven de atrás" apuntando que "xa hai ano e medio que dende a Xunta se alertaba da situación e o anterior goberno municipal so se limitou a anunciar o mal estado das aguas".

Exceso de consumo

Sumado a la condición de aguas contaminadas, el bombeo desde Bentraces también está motivado por la falta de suministro "por un excesivo consumo dos veciños", explicó el alcalde de Barbadás. Desde que el martes de la semana pasada los niveles de agua tocasen fondo y se procediese a la traída de agua del abastecimiento público, se gastaron en este núcleo rural, que cuenta con 258 puntos de suministro, un total de 251.000 litros. "Ademais dun problema de augas contaminadas por arsénico, hai un problema enorme de dispendio de consumo", incidió Valcárcel.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/restricciones-agua-loiro-ser-detectado-arsenico-deposito/20150730080717558628.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons