Imprimir

Los ladrones roban sus patos a los niños del Albino Núñez

La Región | 21 de enero de 2020

Tres de los patos que fueron robados esta Navidad.
Tres de los patos que fueron robados esta Navidad.
Los alumnos de este colegio ourensano, que durante el presente curso participaban en un proyecto inclusivo que contaba con cinco aves, han visto truncada la iniciativa tras sufrir la visita de los ladrones

Los alumnos del colegio Albino Núñez tienen desde estas Navidades un vacío importante en su día a día en el centro escolar. Varios de ellos participaban activamente en una iniciativa inclusiva desarrollada por los profesores del propio centro escolar, consistente en compartir parte de la jornada escolar con animales de compañía: en este caso un grupo de patos; el nombre del programa: "Ponte nos seus za-patos". "A los niños les aportaba varias cosas, en primer lugar autoestima y responsabilidad, ya que se ocupaban de darles de comer, de limpiar el hábitat de las aves... pero además conectaba a los niños con la naturaleza y provocaba una mejora notable en la actitud de niños con discapacidades o problemas de integración", explica María Teresa Sotelo, profesora de Religión y una de las impulsoras de esta iniciativa. Junto con ella, un entusiasta grupo de profesoras del centro tutelan la iniciativa: Concepción Reza, Pilar Alonso Fernández, Verónica Alonso, Cristina Pazos, María José González, María Casas y Nair Calvo.

Añade María Teresa Sotelo que este proyecto "surgió del propio centro". Según explica, "hablamos con una veterinaria con la que teníamos amistad y, entre la variedad de animales de compañía posibles, nos dijo que la mejor opción eran los patos, por su docilidad y carácter, por lo que ella misma nos prestó cinco para poner en marcha la iniciativa". Según apunta el dosier del proyecto, "diferentes estudios demuestran que el contacto con patos reduce el estrés psicosocial y la depresión en los niños".

Con el arranque del curso se les acondicionó un espacio a los patos, dentro del recinto escolar, con un vallado metálico para protegerlos. Los alumnos atendían a las aves durante media hora al llegar al centro escolar, así como otra media hora en el recreo y también después de rematar el almuerzo en el comedor escolar; además, varios niños se acercaban al centro el fin de semana para darles de comer durante una hora. "Incluso niños con autismo se acercaban sin mayores problemas a estos patos, que estaban tan hechos al centro que llegaban a seguir a los pequeños", señala Maite Sotelo.

Y es que el programa se estaba desarrollando con un seguimiento cada vez mayor y más entusiasta por parte del alumnado, cuando se produjo el robo de las cinco aves. "O roubo foi nas vacacións de Nadal e para poder seguir co proxecto foron substituidos por dous galos e unha pita, ata que podamos contar con outros cinco patos, que está preparando a veterinaria", explica José Iglesias, director del centro educativo.


Preocupación


Expresa, por otra parte, su preocupación porque "a solución ao arranxo do cercado de arame do recinto -imprescindible para poder reponer los patos robados- está sendo longo" y, en este sentido, subraya que "dende o Concello de Ourense -responsable do mantemento do centro- non vemos que actúen coa dilixencia necesaria neste caso".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/robo-patos-albino-nunez/20200120231051920060.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons