Imprimir

El satélite Xatcobeo se desintegra

La Región | 03 de septiembre de 2014

Tras más de dos años y medio en órbita, el primer satélite lanzado al espacio por la Universidad de Vigo entró en la atmósfera el pasado domingo sobre Australia. El Humsat, lanzado en octubre del año pasado, sigue vivo

El primer satélite lanzado al espacio por la Universidad de Vigo, el XaTcobeo, se desintegró al entrar en la atmósfera el pasado domingo 31 de agosto a las 14.00 hora española sobre Australia. Nació con tres meses de vida útil y al final logró permanecer en órbita más de dos años y medio. Hasta este domingo se había mantenido en  contacto con el equipo de ingenieros de la estación de control de la Universidad de Vigo enviando y recibiendo datos. De hecho, el último pase del XaTcobeo por Vigo tuvo lugar el pasado viernes.

El 13 de febrero de 2012 se había  lanzado al espacio a bordo del cohete Vega desde el puerto espacial europeo de la Guayana Francesa. Dos horas después comenzó a emitir mostrando que todo iba bien y comenzaron entonces más de dos años y medio de intenso trabajo recibiendo datos, validando tecnologías y enviando órdenes.

 El XaTcobeo y el equipo conformado por docentes y estudiantes de las escuelas de Ingeniería de Telecomunicación, Ingeniería Informática e Ingeniería Industrial y el INTA convirtieron la Vigo en pionera en el terreno aeroespacial, al ser la primera universidad en construir y lanzar un CubeSat 1 U construido con los estándares de la Agencia Espacial Europea. Pero su misión acabó este domingo, tras completar 13.623 órbitas alrededor de la Tierra.

Entre la alegría del trabajo bien hecho y la tristeza de la despedida, los miembros del equipo valoran la experiencia muy positivamente, y es que el XaTcobeo fue un picosatélite de récords. Su vida útil inicial se estimaba en tres meses, que se fueron alargando para alegría de los investigadores hasta los casi 800 días. Fue, de hecho, el segundo satélite español que hace su reentrada en la atmósfera, tras la realizada en 2002 por el Minisat.

 El profesor de la Escuela de Teleco Fernando Aguado explica que el satélite vigués se desintegró totalmente, cumpliendo con los requisitos de la Agencia Espacial Europea para evitar la generación de basura espacial, de igual manera que lo hará el Humsat-D.

Para otro de los investigadores del proyecto, José Antonio Vilán, el XaTcobeo fue como un hijo, "lo vimos nacer, crecer, subir hasta una órbita muy dañina con un apogeo de más de 1.500 kms, sufriendo los peligrosos radiantes anillos de Van  Allen, comunicar con nosotros en la Tierra y aguantar el tipo más de dos años y medio". El campus de Ourense tuvo, a través de investigadores y estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería Informática, presencia en esta experiencia. El profesor Arno Formella destaca que "el proyecto del Xatcobeo fue el primero en el que participamos y por lo tanto fue para todos nosotros muy emocionante y muy interesante. Supuso el inicio de algo que aguardamos sea más grande". 

El XaTcobeo se tardó en fabricar más de cuatro años, mientras que en el Humsat-D, aplicando los mismos niveles de calidad, se tardó menos de un año. Como proyecto eminentemente educativo, fue también una base formativa muy importante para cerca de 60 alumnos. El XaTcobeo abrió la senda aeroespacial en la Universidad,  que continúa con el Humsat-D, en órbita desde noviembre de 2013 y con una vida estimada de un año, aunque por los datos que están recibiendo creen que se van a superar las expectativas y, debido a su órbita, pasarán casi 25 años hasta su reentrada. En cartera está también el satélite Femtoxat, que se lanzará probablemente al espacio el próximo año. n

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tecnologia/satelite-xatcobeo-desintegra/20140903101743490699.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons