Imprimir

Siempre coquetas y activas

La Región | 08 de agosto de 2016

Dos usuarias de Nuestra Señora de la Esperanza, esperando su turno.
Dos usuarias de Nuestra Señora de la Esperanza, esperando su turno.

Teñir, cortar, peinar o la manicura son algunos de los servicios de peluquería y estética más demandados por las usuarias de la residencia de mayores de Nuestra Señora de la Esperanza, en A Farixa.

Los usuarios de la residencia Nuestra Señora de la Esperanza, situada en A Farixa, cuentan con una peluquería en el propio centro para ofrecer a los residentes, 176 en total, un servicio de cuidado del cabello y estética. "Las dos peluqueras que trabajan están a tope. Le faltan horas", indicó Amalia Mosquera, directora de la residencia, que pertenece a la Fundación San Rosendo. "Es importante que cuiden su imagen física. Les sube la autoestima", añadió. Precisamente, continuar con el cuidado rutinario supone una mejora en la calidad de vida de las personas mayores, aunque el servicio es más demandando por las mujeres. "Las mujeres somos más coquetas pero a los varones también les gusta verse con el pelo corto", destacó Mosquera.

El espacio habilitado en la residencia para el servicio de peluquería cuenta con lavacabezas, secadores, una sección de estética para hacerse la manicura y una zona de espera en la que las usuarias aguardan su turno. Unas lo hacen leyendo una revista. Otras, en cambio, recordando su juventud. Es el caso de Olimpia Vázquez, de 87 años, y vecina de Xinzo de Limia. "Estuve 50 años en Venezuela trabajando en una casa de cortinas", indicó. Afirma que acudir a la peluquería con asiduidad "es algo necesario, porque se ve uno mejor". Una idea compartida con su compañera de residencia Nieves Pereira, que eligió para su manicura un tono rosáceo.

Además de teñir, cortar y peinar "también hacemos la cera facial y la manicura. Les encanta verse con las uñas pintadas, sobre todo de colores llamativos", indicó la directora. Ofrecen el servicio todos los días de la semana aunque se intensifica de forma especial los fines de semana. Begoña Armada e Inés Álvarez, sus peluqueras, no paran. "Atendemos sobre 15 personas al día. Esto es un no parar todos los días", destacan.

Los psicólogos gerontólogos indican que es importante no abandonarse y aceptarse a cualquier edad asumiendo con naturalidad el paso de los años. El hecho de continuar con el cuidado rutinario de la imagen ayuda a esa aceptación, lo que evita caer en la desgana redundando en una mejor salud psíquica de las personas mayores.

La actividad se enmarca dentro del proyecto Experiencia activa, una iniciativa puesta en marcha por la Fundación San Rosendo y que cuenta con el apoyo del diario La Región e Inditex.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ourense/siempre-coquetas-y-activas/20160808080924640310.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons