Imprimir

Talleres bajan la persiana por falta de clientes y suministros

La Región | 24 de marzo de 2020

 El decreto de estado de alarma permite a los talleres mecánicos continuar su actividad destinada a los vehículos de primera necesidad. La pasada semana sirvió de prueba para ver cómo transcurría la situación. El balance ha llevado a Carlos Iglesias a cerrar ayer su negocio, Talleres Carlos, en San Cibrao, por falta de clientes y suministros. 
La decisión de permitir su apertura por parte del Gobierno se contempla para dar servicio a aquellos vehículos que hoy son esenciales, como pueden ser las ambulancias, coches policiales o de otros sectores vitales. En su cartera de clientes no entran los vehículos de emergencias, por lo que el trabajo paró. "Ao comezo atendemos a algún particular para arranxar o coche. A semana avanzou e os clientes concienciáronse de que non podían saír e tampouco viñan. Só atendemos a algún que outro transportista", señala Iglesias.

Las empresas de recambios trabajan a puerta cerrada para ofrecer lo necesario a los vehículos de emergencias, lo que dificulta más el trabajo de los talleres. "Moitas casas oficiais están pechadas, polo que as pezas deses vehículos non se dispoñen", comenta. El cese de las citas de ITV, otra actividad que restringe su trabajo más su labor. Las complicaciones para garantizar la seguridad de los trabajadores existen a la hora de tener que desinfectar todo el interior del vehículo antes de que el mecánico lo pruebe, aunque lleven todas las medidas de protección, es otra de las razones que lo llevaron al cierre.

Finalmente solicitó el permiso para cerrar, junto con un ERTE para sus dos empleados, aunque estará disponible para "urxencias". 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/talleres-bajan-persiana-falta-clientes-suministros/20200324003303934609.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons