Imprimir

La tierra tiembla, lógico

La Región | 08 de septiembre de 2019

Lo extraño es que no lo haga a diario, que no se retuerza para rebelarse hasta romperse. La tierra tiembla en Ourense como no lo había hecho en un par de décadas. También a esto se le llama terremoto.

Para poner fin a esta hibernación

La tierra tiembla y sacude Ourense para que despierte de su letargo. La cosa debe ir mal porque esta semana lo ha hecho como no había sucedido en las últimas dos décadas.

“Pensei que me caía a casa", narraba un vecino de Cartelle al percatarse que el movimiento nocturno de sus enseres era algo telúrico, que el meneo del tálamo conyugal no obedecía esta vez a la ceremonia de la berrea.

La tierra tiembla como reacción al movimiento terraplanista, esa tendencia acientífica que brota abonada por la ignorancia. La tierra tiembla sobre todo en Ourense para poner fin a nuestra hibernación.

En "La tierra tiembla", película que filmó Luchino Visconti en 1948, se narra la sublevación contra los abusos de una poderosa familia que somete a los pescadores de una aldea de la costa siciliana. En Ourense no hay pesca, ni sagas pudientes, claro.

A lo mejor la tierra solo tiembla aquí como reacción a que los revolucionarios se han mezclado con la causa a combatir. El ciclo electoral de mayo permitió que los somatenes se vaciasen, que las posaderas se colocasen sobre cómodos cojines, que todo fuese un poco más convencional.

La tierra tiembla en Ourense tal vez para avisarnos de algo importante. A lo mejor solo lo hace porque tiene frío, porque el verano se acaba.


Para acabar con el negocio del fuego

Pero el verano no finaliza aquí hasta que llegan los incendios forestales. Los helicópteros ya nos sobrevuelan como en "Apocalipse Now" y las brigadas tienen trabajo.

Todo forma parte de la industria de la destrucción, del negocio de las llamas. El gasto público se desboca cada año para contratar a brigadas, alquilar helicópteros, pagar aviones, comprar ingentes cantidades de materiales.

La Xunta lamina sobre 200 millones de euros cada verano en apagar las llamas. ¿Alguien se cree que con este negocio dejará algún día de arder? Ya no solo se quema el entorno, lo que primero arde es el dinero de los impuestos.


Por el churrasco como plato único

Invertir en fuego nos convierte en pequeños nerones, empequeñecidos emperadores que gozan del espectáculo de la llama. En la ciudad la institución que la gobierna aplica modos del ocaso de Roma cuando sus decrépitos gobernantes tapaban los agujeros económicos y morales de los ciudadanos con más días de juegos en el Coliseo.

La ciudad purifica su espíritu cultural revisando la programación. Los festivales de teatro corren la misma suerte que outonos fotográficos, bandas de música, bienales de caricatura, certámenes de contos para a mocidade y tantos otros. En medio del desinterés general, todo hay que decirlo.

Nada que reprochar a quien ha tomado esa decisión. Para qué mantener iniciativas culturales "que no tienen retorno", como dice el alcalde. También podemos reducir toda la gastronomía a churrasco y carne ó caldeiro. Para qué vinos de calidad, quedando turbios graneles en los pipotes.

El nuestro no es el modelo de Estonia, que destina el 2% de su PIB a la llamada industria cultural. Aquí, la ciudad que se quiere dar un baño de I+D con la CIA (recuerden Centro de Inteligencia Artificial) se prepara para recibir ya el año que viene medio centenar de científicos (promesa municipal) a base de propuestas de mesa con manteles de papel y vasos de plástico, y termalismo de pozas mientras no se construya el Parque Acuático Termal, claro.

La cultura, cosa de élites ya se sabe, casa mejor con cuatro días de magosto. Nadie se manifestará por perder un festival de teatro, eso lo saben bien los socios del PP en el Concello. Cunde más vino tinto, castañas y chorizo. Dónde vas a parar.

Bueno, nunca se sabe, porque el Teatro Principal hasta hace meses era un dispendio y un despendole familiar, según la marca del alcalde que también pisa moqueta en la Diputación y ahora, con ellos al timón, el coqueto teatro será "un referente cultural, a ser posible, a nivel mundial". Revolución versus evolución. 


Para enfriar las sonrisas de nácar

Es esa Diputación, la única gallega que no está en manos del PSOE. Desembarcaron los socialistas esta semana en la única provincia gallega sin mar y sin presidente socialista para recetar cambios y exigir otra forma de repartir los fondos de la institución provincial.

Llegan los peones de Pedro Sánchez con el nacarado gesto de la infalibilidad pese al espectáculo monclovita, con el recetario de la revolución que quisieron hacer en Ourense pactando eso sí, con los actuales socios del PP.

Hoy Jácome es el diablo, antes un querubín. Villarino iba para Ntoni Valastro, el héroe de la película de Visconti, pero su rebeldía no cuajó. La tierra tiembla, se titula aquella película. La tierra sigue temblando en Ourense, lógico.



Los móviles tendrán el "modo pleno"


Los fabricantes de móviles podrían incorporar la prestación "modo pleno", lo mismo que ya existe el "modo avión" para que la tecnología no interfiera en las maniobras de despegue o aterrizaje. 

Los concejales del Concello de Ourense no son nadie sin su teléfono móvil en la sesión. En realidad ya parece que nadie lo somos. Suelen recibir consignas, consultan datos o simplemente pasan el tiempo, como sospecho. Rompen el tedio, ayudan a pasar las horas, consultan la cuenta del banco, hacen la compra. Están en modo pleno, están off.



El portafotos

rosendo luis fernandezQué bien da Rosendo Luis Fernández en las ruedas de prensa. Viste siempre la camisa del hombre feliz, forma parte su fondo de armario. No es necesario que sus emisarios recorran el mundo buscando su talla, como en aquel cuento de Tolstoi.

El vicepresidente de la Diputación goza con sus tareas, sobre todo en sus comparecencias públicas, delegadas en su mayoría por ausencia de Baltar, el jefe. Como buen aficionado al fútbol sabe que  a veces toca hacer de Aitor Karanka, el entrenador vasco que era el número dos de Mourinho en el Madrid.

Sale Karanka, decían los periodistas deportivos en una frase que ha hecho fortuna, como en el arranque de la temporada del 2012, cuando compareció en una de cada tres ruedas de prensa. Rosendo Luis Fernández es la cara visible de la institución para decenas de citas informativas en la que la institución colabora.

Lo mismo comparece ante los medios para presentar una andaina que un congreso sobre ecografía musculoesquelética, pongamos por caso. Esta semana se prodigó en presentaciones debido a la feraz aportación de la institución a decenas de eventos.

Sonriente, amable, solícito. A veces barroco en sus expresiones, siempre dispuesto a trufar sus intervenciones citando a los clásicos, como clásico que es.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/tierra-tiembla-logico/20190908091331892361.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons