Opinión

San Martín

Opinión

San Martín

San Martín de Tours es el patrono de Ourense. A él está dedicada la Catedral desde tiempo inmemorial. Su nombre lo lleva la torre inacabada de la fachada principal de nuestro principal templo, la que está frente a la plaza de San Martiño. Martín es un nombre vinculado a nuestra ciudad. Muchos ourensanos sentimos que forma parte de nuestro patrimonio inmaterial y también del material. De hecho aquí existió la fábrica de Cervezas San Martín, ya desaparecida. Fue una lamentable pérdida tanto el nombre como la cerveza. 

También tuvimos durante muchos años el emblemático Hotel San Martín, que no ha desaparecido como hotel, pero cuyo nombre sí ha sido eliminado. El hotel estaba situado en el edificio de la Torre y se comunicaba con el Jardín Japonés a través de una marquesina. Estos días estamos asistiendo al desmantelamiento de esa marquesina, que era de lo poco que vinculábamos con el hotel y la cafetería. Es lamentable ver como ese patrimonio de todos los ourensanos que es el nombre San Martín está desapareciendo de los edificios y empresas de Ourense. 

Con todo, en Ourense son muchas las personas que se llaman Martín, Martina o Martiño, de hecho desde el año 2010 es el tercer nombre que más se pone a los niños, lo que demuestra que está arraigado en la conciencia colectiva de los ourensanos. También conservamos la fiesta del magosto que se celebra el día de San Martín, y que ahora el gobierno municipal quiere convertir en las fiestas grandes de Ourense, tal vez podrían llamarse Festas de San Martiño. 

En fin, los pueblos tienen que cuidar su patrimonio, no sólo el material sino también el inmaterial. De hecho, el letrero del Hotel San Martín debió catalogarse como bien del patrimonio cultural inmaterial, ya fuese como uso, expresión u objeto, que muchos ourensanos reconocíamos como parte integrante de nuestro patrimonio, al igual que se ha reconocido el toro de Osborne o algunos letreros de la Gran Vía de Madrid. Lamentablemente no fue así. Aunque siempre estamos a tiempo de evitar que esto vuelva a ocurrir en el futuro. Los objetos relacionados con San Martín o San Martiño también crean ciudad.