Opinión

Vox versus ERC-EH Bildu: las consecuencias

Opinión

Vox versus ERC-EH Bildu: las consecuencias

El Ministerio del Interior ha publicado los resultados provisionales de las elecciones celebradas el 28 de abril de 2019. El resultado parlamentario ha sido una victoria del PSOE que es suficiente para gobernar con pactos parlamentarios o de Gobierno, un hundimiento del PP, un ascenso de Cs y la aparición de Vox. Aparentemente el “bloque” de izquierdas (a nivel nacional) ha obtenido muchos más votos que el “bloque” de derechas (a nivel nacional). Sin embargo esto no es así. La izquierda sumó 10.598.946 votos (PSOE y UP) y la derecha 11.169.796 (PP, Cs y Vox). Con independencia de cuál sea el número de votos, el artículo 68 de la Constitución Española establece que la circunscripción es provincial y que la elección se verificará atendiendo a criterios de representación proporcional. 

Así que todos los que defendemos el valor de la Constitución de 1978 solo tenemos que decir que la ley es la ley y es la que nos gobierna.  Enhorabuena al PSOE. Pero el objeto de este artículo es llamar la atención de adónde conduce la radicalización del voto. Vox ha obtenido 2.677.173 votos (24 diputados). ERC (Esquerra Republicana de Cataluña) obtuvo 1.015.355 votos (15 diputados) y EH Bildu 258.840 votos (4 diputados). Otegui (EH Bildu) ha dicho al día siguiente de las elecciones (Agencia EFE) que ellos y ERC “jugarán juntos la partida” en el Congreso en “los grandes temas”, entre ellos la investidura del próximo presidente del Gobierno. Es decir, que sus 19 votos en el Congreso tendrán un peso específico muy importante y casi seguro que decisivo. 

Por el contrario, los 24 votos de Vox no decidirán nada, con independencia de que sean la voz de los que le han votado. Resulta curioso como los extremismos de izquierda y derecha obtienen resultados “efectivos” absolutamente opuestos. Vox quería ser decisivo y que el país no estuviese en manos de los independentistas, sin embargo con sus 2.677.173 votos ha conseguido exactamente lo contrario de lo que se proponía. EH Bildu y ERC, por el contrario, con sus 1.274.195 votos pueden condicionar totalmente la legislatura y el rumbo que tome España durante los próximos cuatro años. 

Esto deja algunas cosas claras. La primera es que la aparición de Vox ha perjudicado mucho a la derecha. La segunda es que el centro-derecha sólo ganará unas elecciones si está centrado. La tercera es que cada partido tiene que defender su propio ideario y no dejarse arrastrar por extremismos. La cuarta es que en Galicia Vox no ha tenido representación alguna (sólo tuvo 86.126 votos) y ello se debe a que el mensaje del PP de Galicia ha sido más de centro que el que tuvo a nivel nacional. El PP de Galicia mantuvo su identidad de forma clara. La propuesta que hace Vox de eliminar las Comunidades Autónomas es tan radical como la de conseguir la independencia que hacen EH-Bildu y ERC, porque ambas suponen una reforma total de la Constitución de 1978 y, lo que es peor, imponer su voluntad minoritaria a la mayoría de los españoles. 

La Constitución se aprobó por un amplio consenso de la izquierda y la derecha (el PNV votó en contra en 1978. Ahora votarían en contra Vox, EH Bildu y ERC, entre otros). Ahora no hay consenso porque existen demasiados radicales de izquierdas y de derechas. En cualquier caso, las consecuencias de la aparición de Vox son claras, EH-Bildu y ERC pesan más ahora que antes. A los radicales se les hace frente desde la razón, la moderación y desde el centro.