Enrique Teniente Fernández
Enrique Teniente Fernández
Opinión

Al otro lado de la puerta

Cinco de la madrugada de un día cualquiera. Camino por las céntricas calles de Ourense. Desde hace semanas están mucho más calladas que habitualmente; de hecho, el imperioso silencio sólo se ve perturbado por el sonido de mis pasos y el tintineo del juego de llaves que llevo en mis manos. Durante…