Jesús Garrido
Opinión

Cariño, ¿qué nos ha pasado?

Una relación sólida, a prueba de bombas y con las bases totalmente asentadas. Así parecía la relación del COB con su gente, con el Pazo. Con sus crisis, por supuesto, pero rápidamente solucionables. Un pequeño gesto de uno ya despertaba la sonrisa tontorrona del otro. No hacía falta mucho más.…