¡Aupa COB!

Ahora quizá sea uno de esos momentos donde uno querría disponer de la increíble capacidad de los franceses para convertirlo todo en literatura, "hasta el extremo -que dice Manuel Vicent- de elevar el champán, un vino espumoso con bolitas, al símbolo del placer y la alegría". Ser capaz de realzar la capacidad, hasta la excelencia, de un Río Ourense Termal capaz de jugar mejor que ningún otro de sus rivales, con la dicotomía entre realidad y apariencia. La realidad de un equipo capaz de competir con los mejores merced a la disponibilidad de sus jugadores para el apasionamiento. Ganar porque no se rinde al mal sabor de las derrotas. Y la apariencia que le situaba por presupuesto, nombres, rotaciones... fuera de cualquier pronóstico por disputar al Final Four de la LEB Oro. Lo cierto es que de quienes ahí llegaron ninguno acumula mayor mérito que el conjunto ourensano. Sí es cierto que este cruce final y de eliminación directa sí parece beneficiar a los más "grandes". Por estadística. Lo que  a tenor de consideraciones de mayor recorrido -digo méritos- "jode" y mucho. Pero así está montado.

Todos los méritos para un COB de autor en la persona de su técnico Gonzalo García de Vitoria, a él correspondió mantener los sentidos en alerta, la excitación, el entusiasmo por competir al máximo nivel. Que según van pasando las temporadas que el conjunto ourensano siga ahí. En sus deseos de seguir un único punto por conseguir: Presupuesto.

No "tiene su día", decía el comentarista televisivo por un Jhorna Zamora para el fue la excepción a una gran temporada. Como Rozitis, Van Wijk, Ott...Watson, ¿renovaciones en camino? Sergio Rodriguez, con ansias de seguir creciendo al igual que Pepo Vidal. Toca dar un paso adelante en el club para dar todavía dos más en la grada. Es el momento.