Opinión

Hacer lo que se debe

Opinión

Hacer lo que se debe

Pragmático en sus postulados y sin mayores concesiones. Así funcionó el COB en su versión más conexionada. Aquella que ofrece cuando se convence sobre la trascendencia de lo que pretende conseguir. Un COB remozado, que en su apuesta y coincidencia de los más jóvenes en la pista, puede considerarse arriesgada, algún error hubo y de hecho el resultado del partido se ajustó en exceso sin mayor mérito del Palencia que la veteranía de alguno de sus jugadores, pero la transición busca también el equilibrio de la experiencia y sobre todo el liderazgo que aportan sus "exteriores" Uriz/Navarro. En un deporte de lleno de atletas, superdotados y "freacks" físicos el backourt  ourensano fue capaz de convertir sus posibles carencias físicas en ventajas competitivas. Con una enorme incidencia en el juego fueron sustento del equipo ante cualquier estado de ánimo que los vaivenes del marcado podrían haber alterado. 

Competió el conjunto ourensano en ataque pero más aún en defensa de lo que pudo hacer su rival. 

Al acierto perimetral ourensano -que también contó con la aportación de Kevin Van Wijk y en especial de Álex Mazaira desde esa diferencia posición de cuatro abierto tan del gusto de Gonzalo García de Vitoria- habrá que unir el ánimo/esfuerzo de Fall y Menzies. De todos el mérito de superar en rebotes al rival, importante déficit en la pasada campaña, pero a los pívots corresponde el valor de quitar del partido a Sasa Boronvjak el faro palentino. Las cosas como son: hizo lo que debía y bien el COB... al Pelencia se lo impidió.