Opinión

Transformación

Opinión

Transformación

No se trata solo de separar las situaciones entre buenas y malas, si no, en nuestra libertad por elegir, entre las que aportan y debemos mantener, y las que no. Las que debemos evitar o cambiar. Lo que da la experiencia, y de eso la "dirección" del COB va sobrada. Quien hasta ahora había sido bueno en la intimidad de los entrenamientos, fue capaz de desplegar toda la fuerza que tiene dentro, permitir que la paciencia y el instinto decidiera antes que la presión y las ansias, propias de la juventud, como fue el caso de Pol Figueras. Por si alguien lo dudaba, Darko Balaban fue capaz de mostrar todo su repertorio ofensivo, imponer su pragmatismo, sin mayores concesiones a la galería -como excepción un mate y "medio" con dedicación incluida en el momento más caliente del partido- porqué, como el mismo se define, "soy un profesional e intento hacer mi trabajo con la mayor seriedad", en un baloncesto donde fingir la pasión -colgarse del aro- parece ser un requisito imprescindible. Imagino que imitando a ese aluvión de jugadores americanos "criados" al amparo de la NBA. 

Los jugadores ourensanos fueron capaces de morder, defender, correr... hasta crear esa "compressomorphosis" -que no es más que la capacidad de rendimiento y transformación- para acometer una segunda parte de partido espectacular... Y porqué la excelencia en el deporte profesional es el resultado.

Por todo lo apuntado, el COB fue mejor que un Granada que se durmió en los laureles tras un primer tiempo a su favor.