Opinión

Usufructuario de un pasado, buen futuro

Opinión

Usufructuario de un pasado, buen futuro

Borrón y cuenta nueva para un Valladolid usufructuario de un pasado glorioso, con un excelente presente y más esperanzador futuro. Por resultados, con un reciente ascenso, "auto-desestimado", cierto, pero no por ello menos meritorio, y hasta por consideración "patromonial" con la vuelta de Nacho Martín y la continuidad de Sergio de la Fuente -la mejor pareja de "cuatros" de la Liga-  como recuperación de una "cultura del esfuerzo" que los seguidores pucelanos, de siempre, personificaron en sus progenitores "Morti" -José A. Martín de Francisco- y Félix de la Fuente, dos emblemáticos currantes del "glorioso" Valladolid de los 90 ,con una bien ganada reputación de jugadores duros en su desigual pelea -poco mas de 2 metros- con los americanos de turno o con "nuestro" Fran Crujeiras.

Base "genética" que se repite en los casos del debutante Derrik Smiths - 2,16 m. e hijo de Rik Smiths, histórico pívot de los Indiana Pacers- y el escolta Antoine Mason, máximo anotador de la NBL (Canada), e hijo de una leyenda de la NBA, Anthony Mason. 

Todo eso, más Reed Timmer, "sobrao" de puntos, como es el caso del rookie esloveno Matej Kavas o el "rescatado" Greg Gant, más la incorporación del internacional estonio Martín Paasoja, más "fisico", como en el caso del joven base sueco Melwin Pantzar y  la incorporación de Joey Van Zegeren -¡más leña! para un equipo siempre al límite.

Así que se avecina una dura pugna para un COB siempre capaz de brillar en sus visitas al Pisuerga. En lo más reciente, con la vuelta del Valladolid a la LEB Oro: dos victorias ourensanas  y la cruz, en la pasada temporada, con la derrota del COB por un solo punto (74/73) y tras desperdiciar una última posesión para llevarse también el partido.