Opinión

Sin plan para crear empleo

Opinión

Sin plan para crear empleo

Resulta llamativo que entre las primeras medidas anunciadas por el Gobierno de coalición de izquierdas no figure un proyecto para intentar crear empleo y disminuir el número de parados. Los 3.191.800 parados, el 13,78% de la población activa (EPA 20/2/2020), suponen la tasa de desempleo más elevada de los países que forman la UE.

Anuncian que van a derogar la Reforma Laboral heredada del Gobierno de Mariano Rajoy, pero derogar parte o toda la última reforma no crea empleos aunque pueda mejorar la relación con los agentes sociales. Cambiar la ley que rige las relaciones laborales sin definir una política que lleve aparejada ventajas fiscales o una disminución en las cargas sociales que soportan los empresarios dejará el mercado laboral como está porque no hay que olvidar que son los empresarios quienes crean empleo. En ése registro hemos visto que la subida del Salario Mínimo ha dado pie a una polémica de la que todavía no hemos salido y que, a la vista de las movilizaciones de agricultores y de los autónomos tardaremos en superar porque estos dos sectores son los más sensible a los efectos negativos de la subida en orden a mantener las contrataciones o crear nuevos puestos de trabajo.

A tenor de lo que vamos viendo resulta evidente que el Gobierno no tiene un plan para resolver el principal problema social que tiene planteado España. Se cumple la vieja sentencia que proclama que una cosa es predicar y otra dar trigo. Por eso desde el centro de poder que Pedro Sánchez le ha confiado a Iván Redondo contraprograman con asuntos a los que las terminales televisivas afines dan gran relieve presentándolos con vitola de urgencia. Sería el caso del proyecto de Ley para despenalizar la eutanasia o una ley para penalizar la exaltación del franquismo. Iván Redondo, el muñidor junto a Pablo Iglesias de la moción de censura que liquidó políticamente a Mariano Rajoy abriendo el camino de La Moncloa a Pedro Sánchez explica que en la política la clave es el tiempo. Según su decir quién controla el tiempo gana. Manejar la agenda del Gobierno para administrar los tiempos políticos en función no de la realidad si no de las conveniencias tácticas de cada momento. Si la nueva ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (Yolanda Díaz) que viene de Podemos no tiene un plan para crear nuevos puestos de trabajo para empezar a rebajar la lacerante cifra de parados lo mejor es que los telediarios hablen de la eutanasia. O del pin parental.